Jorge Alís volvió a vestirse de Tomás Mochato, versión AliExpress de Tomás Mosciatti, esta vez para ir en busca de Álvaro Elizalde por las inversiones que el PS mantenía en empresas como Pampa Calichera y SQM. Junto a él también estaba el presidente del PC, Guillermo Teillier, a quien aprovechó de consultar sobre los negocios inmobiliarios de la colectividad.

Tal y como ocurrió la semana pasada con la parodia a Sebastián Piñera, el diálogo entre el comediante argentino y los representantes políticos fue bajo la consigna “si el PS y el PC respondieran con la verdad”, por lo que el diálogo entre estas tres personas resulta hilarante y surreal.

Parte de la conversación fue así:

Alís: Sus partidos están en contra del capitalismo, son defensores de las ideas de Marx y Lenin, y son partidarios de Venezuela y Cuba, pero son expertos en el mercado bursátil e inmobiliario. ¿No les parece reprochable y asqueroso su doble discurso?

Elizalde: Sin lugar a dudas. Eso es la política, eso es lo que le da sentido al compromiso político.

Alís: ¿No les parece criticable haber condenado la dictadura y haberse enriquecido a costa de ella asociándose con el yerno de Pinochet?

Elizalde: No es algo que pueda ser condenado.

Teillier: Pero es absurdo pensar de otra manera.

Alís: Tanto el PS como el PC son los partidos más ricos de Chile, el primero por sus negocios bursátiles y el segundo como operador inmobiliario. ¿Ustedes firmarían este cheque en blanco para devolverle a la gente pobre todo lo que se robaron?

Elizalde: El Partido Socailista no va a firmar un papel en blanco. No basta, lo que tenemos hoy día no basta.

Teillier: Yo no tengo ningún problema.

/psg