Este jueves 1 de junio, la Presidenta Michelle Bachelet realizará ante el Congreso pleno su última cuenta presidencial, en que recorrerá los principales hitos de sus más de tres años de gobierno.

Por primera vez en 90 años, la ceremonia no se realizará el 21 de mayo, fecha que fue cambiada debido a los desmanes que se provocaban en día feriado, y que desviaban la atención pública y el sentido de la efeméride.

Probablemente, como ocurre en cada cuenta pública, el gobierno y el oficialismo destacarán los logros alcanzados y las metas cumplidas; y la oposición denunciará lo que no se hizo o se realizó de manera deficiente.

Sin embargo, más allá de las apreciaciones y evaluaciones políticas de cada bando, lo concreto es que al revisar una serie de promesas clave que hizo la mandataria en su programa presidencial 2013 en economía, empleo, salud y educación, los resultados cuantitativos están muy lejos de cumplirse.

Bachelet prometió gratuidad para el 70% más vulnerable pero sólo la tiene el 28%

La gratuidad en la educación superior es, quizás, la más emblemática de las promesas comprometidas por la Presidenta Bachelet. En su programa dijo que “avanzaremos gradualmente en la gratuidad universal y efectiva de la educación superior, en un proceso que tomará 6 años. Durante el próximo período de Gobierno, accederán a la gratuidad al menos los y las estudiantes pertenecientes al 70% más vulnerable de la población, abarcando extensamente a la clase media”.

El resultado, sin embargo, es que el beneficio sólo lo tienen 214 mil estudiantes, que equivale al 28% de los estudiantes vulnerables del país. Según la encuesta Casen 2015, en Chile hay 751 mil alumnos de educación superior que pertenecen a los siete primeros deciles.

Además, ante la ausencia de una legislación que establezca el mecanismo de la gratuidad, ésta se ha entregado a través de glosas del presupuesto público de 2016 y 2017, generando graves perjuicios y millonarios déficit a las universidades involucradas, varias de las cuales advirtieron que no continuarán adscritas.

Incluso, los rectores de las universidades Diego Portales y Alberto Hurtado, Carlos Peña y Eduardo Silva, respectivamente, publicaron una columna en “El Mercurio” en que afirman que la gratuidad les ha generado una “severa limitación de recursos”, debido a que lo que les paga el Estado está muy por debajo de los costos reales de las carreras con gratuidad.

 Bachelet prometió crecer 5% y sólo lo hará 1,8%; crear 600  mil empleos y sólo van 300 mil

En materia económica y empleo, los resultados durante la administración de Bachelet están muy distantes de lo prometido.

La economía no está creciendo como debería. Estas son las condiciones de crecimiento que el próximo gobierno heredará: estamos hablando de un crecimiento estimado en torno al 4% el próximo año. Sin embargo, a partir del 2015 retomaremos la senda sostenida de crecimiento y en la segunda mitad de la próxima administración, Chile crecerá en torno al 5%, es decir, al nivel de su PIB potencial”.

Eso es lo que dice el programa presidencial, pero lo concreto es que la economía crecerá un magro 1,8% años promedio anual durante su gestión, el peor resultado en tres décadas.

Respecto del empleo, Bachelet dijo en 2013 que “de acuerdo con estas estimaciones, nuestra economía estará en condiciones de generar entre 600 y 650 mil nuevos empleos en los próximos 4 años”.

Pero una vez más, la realidad muestra que sólo se han generado 300 mil nuevos empleos, de los cuales casi el 70% son por cuenta propia, y en una importante proporción se trata de vendedores ambulantes.

La precarización laboral llevó a la oposición a interpelar a la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, el pasado martes 3 de mayo, a quien el diputado Ernesto Silva le dijo que el gobierno actual será recordado como el que “más personas envió a trabajar a la calle”.

Mandataria dijo que reforma tributaria recaudaría US$8 mil millones y sólo van US$988 millones

La reforma tributaria es otra de las emblemáticas promesas de Bachelet, ya que el alza de impuestos se usaría supuestamente para financiar dicha gratuidad.

“La meta de recaudación del conjunto de las medidas de la Reforma Tributaria será de 3% del PIB”, dice su programa, que estimaba dicho incremento en US$8.200 millones.

¿Qué ha pasado desde 2013? Que los ingresos tributarios efectivos de ese año fue 16,7% del PIB, y en los últimos 12 meses de 17,1%. Es decir, el aumento ha sido de apenas 0,4%, en vez del 3% que prometió la Mandataria.

“Esa recaudación del 3% del PIB parece inviable a estas alturas. Es cierto que parte se explica por menor aporte tributario de la minería privada, sin embargo, lo lejos que estamos de la meta de recaudación se debe principalmente al efecto que ha tenido el menor crecimiento del PIB en el pago de impuestos. El problema es que el gasto sí ha aumentado de acuerdo con lo que se esperaba recaudar, lo que ha dejado a la economía con una brecha fiscal difícil de cerrar en un plazo razonable. Definitivamente estamos gastando más, pero sin los ingresos necesarios para cubrir ese gasto”, explica Cecilia Cifuentes, investigadora de ESE Business School.

Construcción de hospitales y capacitación laboral al debe

También en el programa presidencial, Bachelet diseñó un plan que “incluye la construcción de 20 nuevos hospitales, dejar en construcción otros 20 y avanzar tanto en los estudios técnicos de arquitectura e ingeniería como en la licitación de obras civiles de otros 20”.

Sin embargo, a menos de un año de terminar su administración, la realidad muestra que de lo prometido sólo se han terminado cinco recintos de menor complejidad y que se adjudicaron en el gobierno anterior (Puerto Williams, Puerto Natales, Porvenir, Puerto Aysén y Salamanca), hay otros 22 están en construcción y 20 en licitación.

La capacitación fue otra de las herramientas prometidas para mejorar los ingresos, por lo que Bachelet prometió que beneficiaría a 150 mil jóvenes y 300 mil mujeres.

Pero las cifras son lapidarias: hasta el año pasado sólo se han capacitado a 188 mil personas a través del programa +Capaz, cifra que equivale al 41% de lo prometido en campaña.

Por Uziel Gómez Padrón para ellibero.cl

/psg