Familiares de Graciela Martínez Ramírez informaron el lamentable deceso de la octogenaria, quien fue víctima de una brutal violación y golpiza propinada por un joven de 19 años, el pasado 30 de abril.

Preocupados por su deteriorado estado de salud, sus familiares decidieron trasladarla durante la tarde de ayer fue al Hospital de Carahue, para recibir atenciones, pero luego varias horas falleció por complicaciones y secuelas tras las heridas producto de la golpiza que recibió.

La anciana, de 87 años, fue salvajemente atacada mientras dormía en su domicilio, resultando con fracturas en su cara, naríz, mandíbula, una profunda lesión en uno de sus ojos, pérdida total de su dentadura, fracturas en los huesos pectorales, costillas y manos, tras lo cual fue, además, violada.

Su agresor, quien confesó los terribles actos, se encuentra detenido en prision preventiva a la espera del respectivo proceso judicial.

/gap