Luego de su participación en el Grand Slam de Roland Garros, el tenista chileno Nicolás Jarry ya se preparaba para dejar París, donde cayó en primera ronda del certamen ante el ruso Karen Khachanov (53°), por 6-4, 3-6, 7-6 (4) y 6-1.

El nieto de Jaime Fillol pudo resumir su paso por la arcilla parisina. “Estoy viendo todo lo positivo de lo que fueron estas dos semanas en París. Muy contento por las experiencias que he vivido y cómo solucioné los problemas que tuve”, dijo el tenista en radio Agricultura.

Agregó que “jugar un Grand Slam es un hito para mi carrera. Trabajé para pasar una qualy y tuve la chance de hacerlo, así que me deja muy feliz”.

Se le consultó además por lo elogios de Fernando González. “Me tiene cariño y yo lo admiro mucho. Desde chico le he pedido consejos y que me tenga mucha fe para mi es increíble. Sé que puedo llegar a ser un muy buen jugador, pero me queda muchísimo por mejorar”.

El tenista criollo se quedará en Europa para disputar otros torneos y por el momento no regresará a Chile.

Por Ignacio Soto Bascuñán