Los manifestantes de la oposición que intentaron movilizarse este miércoles hasta la sede de la Cancillería de Venezuela, ubicada en la Casa Amarilla de la Plaza Bolívar de Caracas, fueron brutalmente reprimidos en la autopista Francisco Fajardo a la altura de El Rosal.

Extraoficialmente se pudo conocer que son al menos 50 las personas heridas en la capital por perdigones y bombas lacrimógenas, quienes habrían sido atendidas por Salud Baruta, reportó Venezolanos Por la Información (VPI) durante una transmisión en vivo.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, informó que en Salud Chacao se han atendido a 21 heridos.

(Reuters)

(Reuters)

Como es costumbre, la policía chavista desplegó tanquetas a lo ancho de la autopista para contener a los movilizados y luego inició la represión con bombas lacrimógenas, perdigones y chorros de agua.

Tras el enfrentamiento con los organismos de seguridad en la Francisco Fajardo, un grupo de manifestantes se reagrupó en la avenida principal de Las Mercedes, a petición del diputado de la Asamblea Nacional José Manuel Olivares, quien instó a los venezolanos a mantenerse en las calles.

“Que se vea un país en la calle, en plan de lucha. (…) Insisto, el plan del Gobierno es acabar la protesta, que no hayan más concentraciones ni protestas. Vénganse a la principal de Las Mercedes”, precisó el legislador a través de Periscope.

/Infobae