Masticar hielo y usar tus dientes como herramientas, son solo algunos de los malos hábitos que podrían perjudicar tu salud bucal. ¡Descubre cuáles más!

Masticar hielo

Quizás tú seas de estas personas a las que les encanta tronar un frío cubo de hielo con sus dientes, ¡pero vale más que tengas cuidado! “El esmalte dental es un cristal. El hielo es un cristal. Cuando empujas dos cristales uno contra otro, alguno se quebrará“, dijo el dentista, Matthew Messina, en Mouth Healthy, el sitio oficial de la Asociación Dental de EEUU (ADA, por sus siglas en inglés). Por eso, si quieres mantener tu dentadura intacta, mejor evita este peligroso hábito.

Usarlos como herramientas

¿Necesitas abrir una botella? ¡Quién necesita un destapador cuando tienes tus dientes!

¡Pues, muy mal! Debes recordar que los dientes se hicieron para comer no para usarlos como tijeras, cuchillos o cualquier otra herramienta. Si los usas para otra cosa que no sea masticar alimentos, podrías agrietártelos o hasta dañar tu mandíbula, de acuerdo con la ADA.

Piercings en la lengua

Está bien, lo aceptamos: se ven muy sexis. Pero eso no les quita que sean un peligro latente para tu dentadura. Y es que, si muerdes el accesorio, podrías agrietarte los dientes. Además, el constante frotamiento del metal contra las encías podría causar daños que conduzcan a la pérdida de tus piezas dentales, de acuerdo con el portal médico WebMD. Así que sé sexy, ¡pero de manera segura para tu boca!

Usar palillos de dientes

Si los usas de manera adecuada, los palillos podrían ayudarte a mantener limpias las áreas que están entre tus dientes. Sin embargo, si no tienes cuidado, podrían ser perjudiciales, ya que correrías el riesgo de herir el tejido de las encías. Por eso, trata de no ser muy agresivo al utilizarlos. Recuerda: si sientes cualquier tipo de dolor, significa que te estás lastimando, según explicó la dentista, Elisa Mello, en el portal de bienestar Everyday Health.

Cepillarse los dientes

¿Acaso entramos en la ‘dimensión desconocida’? ¿Cómo es posible que lavarse los dientes sea algo malo? El problema estaría en el cepillado. Si lo haces de manera fuerte y vigorosa, te harías más mal que bien, pues correrías el riesgo de desgastar el esmalte, irritar las encías y hacer a los dientes más sensibles al frío.

Por eso, lo más recomendable es utilizar un cepillo de cerdas suaves que esté avalado por alguna institución médica de tu país. Dichas cerdas son tan firmes como para quitar la placa, pero lo suficientemente suaves como para no causarte daño, según comentó el dentista, Richard Price, en Everyday Health.

Como ves, probablemente estés haciendo algunas cosas que creías que eran inofensivas, pero que son terriblemente malas para tu dentadura. Por eso, mejor recuerda esta información que te compartimos y haz que tus dientes te duren más en buen estado.

Ante cualquier duda que tengas, te recomendamos acudir con un profesional.

/psg