Pasadas las 10 de la mañana de este jueves, el abanderado del eje progresista de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, llegó al Salón de Honor del Congreso para presenciar -en su calidad de senador- la última cuenta pública de la Presidenta Bachelet. De a poco, más de una veintena de personeros de distintos sectores se acercaron a estrecharle la mano. Veinte minutos después, la atención se centró en su contendora DC, Carolina Goic, quien poco antes de que la Mandataria ingresara para dar su discurso, llegó al recinto, dialogó brevemente con algunos parlamentarios y recorrió la primera fila de asientos, acercándose a saludar a los presentes.

Los dos candidatos presidenciales del oficialismo fueron protagonistas de lo que comenzó a gestarse en la parte final del discurso de Bachelet, cuando la Jefa de Estado apuntó a los “demócratas progresistas de Chile” y les pidió “unidad en la acción”.

Su mensaje -en el que también apeló a la “responsabilidad”- fue aprovechado por dirigentes del eje progresista de la Nueva Mayoría -aquellos que respaldan a Guillier- para iniciar una ofensiva contra la intención de Goic de continuar con su candidatura hasta noviembre. De hecho, algunos partidarios de Guillier buscarán endurecer la estrategia a partir de este viernes, luego que se den a conocer los resultados de la encuesta CEP, en la que creen que la carta DC no tendrá un buen resultado.

Así, finalizada la ceremonia en el Congreso, varios dirigentes hicieron un claro llamado a ese partido. El presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, dijo que es necesario “rediscutir” el escenario de dos candidaturas presidenciales. “Es parte de lo que hay que discutir: qué candidato hoy representa mejor la posibilidad de ganar ante una derecha que tiene una concepción de país distinta”, afirmó, mientras que el senador Ricardo Lagos Weber sostuvo que “no se pueden construir reformas estructurales en Chile si no tienes una plataforma amplia (…), y desde ese punto de vista llegar con dos candidaturas presidenciales creo que es un fracaso”.

En la misma línea, el timonel del PR, Ernesto Velasco, subrayó que “aún es posible hacer un esfuerzo de tener un candidato a la presidencia común, que sea el más competitivo, y sin duda es Alejandro Guillier el que permite enfrentar y derrotar a la derecha y asegurar la continuidad de las reformas”. Esto último, en alusión al mensaje de Bachelet, quien apeló en su alocución a que “lo que ha dado gobernabilidad al progreso es nuestra unidad y es lo que debe asegurar la consolidación de nuestras reformas y los avances en el futuro”.

El timonel del PS, Alvaro Elizalde, enfatizó que “la candidatura más competitiva del progresismo es Alejandro Guillier, y es la única que tiene opciones reales de derrotar a Sebastián Piñera en la próxima elección presidencial, así que los que no quieren que Piñera sea Presidente, obviamente el candidato más idóneo es Guillier”.

En medio de toda esta arremetida, el presidente del PC, Guillermo Teillier, comentó que “yo no le voy a exigir a nadie que baje la candidatura, eso es reflexión personal del partido que corresponde”, junto con agregar que “los hechos nos dicen que se está perfilando una candidatura, la de Guillier”.

/gap