La Presidenta Michelle Bachelet nombró hoy a Julio Leiva Molina (57) como el nuevo comandante en jefe de la Armada, sucediendo en el cargo al almirante Enrique Larrañaga.

Si bien la institución no enfrenta investigaciones por uso indebido de recursos, como es el caso de Carabineros y el Ejército, la nueva autoridad Naval enfrentará diversos desafíos en los cuatro años de gestión que se inicia el 18 de junio, especialmente en lo relativo a los actos de indisciplina.

El año pasado, un grupo de tripulantes mujeres fueron fotografiadas en ropa interior por parte de sus compañeros, tanto en la fragata Lynch como en el buque escuela Esmeralda. A eso se le sumaron los casos de consumo de drogas y alcohol que protagonizaron algunos marineros.

Si bien la Armada tomó las medidas respectivas, no sólo dando de baja a los involucrados sino que mejorando sus protocolos de formación e inspección a bordo, ahora el comandante Julio Leiva deberá aplicar estas normas para evitar que estos casos no vuelvan a ocurrir. Rol y misión

Pero además de esto, el nuevo jefe de la Armada –quien estuvo a cargo de la Defensa Nacional para el control del mega incendio de Valparaíso en 2014- también tendrá otros desafíos, como por ejemplo finalizar la reconstrucción de la base de Talcahuano tras el 27/F, la cual lleva un 90% de avance, y contribuir al desarrollo de las zonas aisladas y aumentar el conocimiento de la Armada entre la población.

En términos de gestión interna, Leiva tendrá que continuar con el desarrollo y mantención de la fuerza naval ante las restricciones económicas relacionadas con el bajo crecimiento. A eso se suma el escenario que se abriría si se deroga de la Ley del Cobre.

Asimismo, la nueva autoridad tendrá que velar para evitar que los efectivos emigren al mundo privado, algo que también ocurre en otras ramas de las Fuerzas Armadas, como la Fach. A lo anterior se asuma otros retos, vinculados con la misión de la Armada, como son apoyar la política exterior del país, defender la soberanía y prestar ayuda en caso de que ocurran catástrofes.
/gap