Gay Away es una pastilla con sabor a “pene” que promete curar la homosexualidad. Si la idea te resulta tentadora, lamentamos informarte que llegaste tarde. Las pastillas han sido retiradas de la venta en Estados Unidos y Canadá.

Un padre de una niña de 12 años denuncio a las autoridades pertinentes, al descubrir las pastillas a su hija que adujo que iba a tomarlas porque tenía dudas sobre su sexualidad.

Las pastillas Gay Away (fuera gay), se promocionaban de manera tal que la toma de dichos comprimidos ayudaba a eliminar lo que ellos llaman “gayness”.

Al parecer Gay Away, actuaba como si fueran parches de nicotina, es decir, inhibían las ganas de tener relaciones homosexuales.

La anotación que podes encontrar en la caja del producto es realmente bizarra:

“Detienen el ansia del mal comportamiento, hasta para los más ardientes”.  La posología que recomiendan, siniestra: “Si transcurrido este tiempo la carne flaquea y todavía te gusta llamar a la puerta de atrás, aumenta la dosis a 4 pastillas al día”, dicen.

/gap