En su última Cuenta Pública, la Presidente Michelle Bachelet prometió que hará “todos los esfuerzos” para que la ley de aborto en tres causales sea aprobado en su periodo de gobierno y ayer, la Comisión de Salud del Senado aprobó, en particular, el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales, con lo que ahora la iniciativa pasa a la Comisión de Constitución de la Cámara Alta.

Durante el debate , parte de la discusión estuvo centrada en la objeción de conciencia que pueden realizar los médicos tratantes al negarse a hacer un aborto en las tres causales planteadas en el proyecto: violación, riesgo de vida de la madre o inviabilidad del feto.

El senador y presidente de la instancia, Guido Girardi (PPD), sostuvo que “aquella mujer si decide interrumpir el embarazo o llegar a término tendrá resguardado el derecho a decidir en el sentido de que tendrá que materializarse este derecho y las clínicas u hospitales podrán tener una objeción de conciencia individual (…), pero resguardando el derecho de la persona (de llevar a cabo la interrupción del embarazo)”.

Por su parte, el senador Francisco Chahuán (RN) lamentó que el “Ejecutivo no haya considerado tal objeción de conciencia (institucional y extensiva al equipo sanitario), y desde ya hicimos reserva de constitucionalidad y no descartamos recurrir al tribunal constitucional si finalmente no podemos revertir esta norma en la Sala”.

El proyecto de ley que busca permitir el aborto en Chile en las causales de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y embarazo producto de una violación, fue ingresado al Congreso por la Presidente el 31 de enero de 2015 y aprobado por la Cámara de Diputados en marzo de 2016, finalizando así su primer trámite constitucional.

Desde entonces la iniciativa está siendo estudiada por el Senado (segundo trámite constitucional). Cabe destacar que actualmente el proyecto de ley tiene “urgencia suma”, es decir, la Presidente —que tiene la facultad de fijar la agenda legislativa— fija un plazo de 15 días para el total despacho de un proyecto de ley, por lo que es prioridad para el debate parlamentario y está en tabla para ser discutido. No obstante, este plazo suele ser extendido aplicando una nueva urgencia o retirándola.

Si Bachelet le aplica “discusión inmediata”, el proyecto debe ser conocido y despachado por la respectiva Cámara en el plazo de 6 días. De esta forma, Bachelet puede acelerar la discusión, mas no cuanto tiempo toman los parlamentarios, sin embargo, al tener mayoría en las comisiones, el oficialismo puede actuar conforme a lo dispuesto por la Mandataria.

ABORTO EN EL SENADO

En septiembre de 2016 el proyecto de aborto fue aprobado en general por la comisión de Salud —es decir, aprobó las ideas matrices— y el 16 de enero de 2017 la comisión de Constitución hizo lo mismo. En las dos instancias, el voto de la DC fue el decisivo para dar luz verde a la iniciativa.

En tanto, con 20 votos a favor y 15 en contra la sala del Senado aprobó en general el proyecto que permite matar al niño que está por nacer, el 25 de enero de este año.

COMISIÓN DE SALUD: 54% DEL PROYECTO ZANJADO

Es así como desde el 18 de abril, la comisión de Salud se encuentra votando en particular las 120 indicaciones de la iniciativa. En las siete sesiones que se han realizado hasta la fecha, la comisión ha avanzado hasta la indicación 65, es decir, lleva resuelto el 54% del proyecto.

Este lunes 5 de junio, la comisión de Salud realizará una extendida sesión para continuar la votación de las indicaciones restantes. De está forma, los senadores Guido Girardi (PPD), Fulvio Rossi (IND ex PS), Carolina Goic (DC), Francisco Chahuán (RN) y Jacqueline Van Rysselberghe (UDI) están citados desde las 11:00 hasta las 14:00 horas y desde las 15:30 hasta las 17:00 horas.

LOS PASOS A SEGUIR

Una vez finalizada la discusión en la comisión de Salud, el proyecto pasará a la comisión de Constitución, integrada por los senadores Alberto Espina (RN), Hernán Larraín (UDI), Felipe Harboe (PPD), Alfonso De Urresti (PS) y Pedro Araya (IND pro DC). 

Al igual que la comisión de Salud, la instancia deberá analizar y votar las 120 indicaciones del proyecto. Una vez despachada por la comisión de Constitución, será el turno de la sala del Senado —todos los senadores— votar la iniciativa. En esa ocasión, la sala votará la propuesta de la última comisión por la que el proyecto pasó.

Cabe destacar que de aprobarse el proyecto de aborto, la derecha ha adelantado que acudirá al Tribunal Constitucional para que declare la iniciativa “inconstitucional”.

/gap