De acuerdo al balance preliminar de la Cámara de Comercio de Santiago, las ventas totales del CyberDay 2017 alcanzaron los US$145 millones, frente al evento del año pasado. En términos reales, medido en pesos, el crecimiento de las ventas llegó al 24% en relación al año previo.

El total de visitas a los sitios participantes llegó a los 45 millones, un 22% más que en el CyberDay anterior, y las transacciones superaron los 900 mil pedidos, 50% por sobre el evento 2016.

En relación a un día normal, las compras totales online se multiplicaron por 10 veces.

Con estas cifras, el CyberDay 2017 bate un nuevo récord, transformándose en la jornada de mayores ventas en la historia del eCommerce chileno.

En materia de ofertas disponibles, la CCS indicó que de acuerdo al monitoreo realizado por la consultora independiente Pricing Compass, tomando una muestra de 126 mil productos, se observó, en promedio, una reducción de precios del 26%.

Adicionalmente, se verificó que más de la mitad de los productos analizados presentó descuentos de entre un 40% y 70%. Cabe consignar que los sitios participantes pusieron a disposición del público más de 100 mil productos y servicios en promoción especial.

Entre las categorías más demandadas se ubicaron viajes, tecnología y equipamiento de hogar y vestuario y calzado. Este último rubro casi triplicó sus ventas en relación al evento anterior y lideró además las estadísticas, en número de pedidos.

Una vez más, el canal móvil mostró un aumento en su protagonismo, dando cuenta de más de la mitad de las visitas a la página oficial del evento y, de acuerdo a cifras de la firma Netrica, de aproximadamente un 29% de los pedidos totales.

Mientras que, según la CCS, el sitio oficial de la iniciativa operó sin contratiempos, con disponibilidad del 100%, gracias al soporte del partner tecnológico Exceda. La CCS manifestó su satisfacción “por el buen desempeño de todos los participantes, con mejoras en materia de estabilidad y disponibilidad y performance de los sitios, así como en el proceso de compra, incluyendo a los medios de pago, que en general, operaron sin dificultades”.

Lo anterior se vio reflejado en la baja tasa de reclamos, que pese al fuerte aumento en las compras se mantuvo por debajo del 0,1% sobre el total de las transacciones.

/gap