En completo hermetismo fue la llegada de la mamá de Carlos Gallardo, el joven de Cañete que fue encontrado muerto en un parque alemán. Gladys Ramírez volvió a Chile después de viajar para participar de un programa de la TV germana.

Tras su arribo, ella ni su familia quisieron hacer declaraciones. Ahora solo se encuentran a la espera de la llegada de los restos del joven del que no se tenían noticias desde agosto de 2015.

Gladys Ramírez había viajado porque la TV alemana le estaba haciendo reportaje sobre personas desaparecidas cuando supo la noticia de que un cuerpo hallado en el parque de Berchtesgaden correspondía al de su hijo.

Los restos de Carlos Gallardo podrían llegar en 15 días más y los trámites de repatriación los está realizando el Ministerio de Relaciones Exteriores en conjunto con el Consulado.

El rastro del universitario se perdió el 12 de agosto de 2015 cuando se encontraba en Europa y desde entonces su familia inició una intensa búsqueda.

Ahora tras el hallazgo de su cuerpo se indaga cómo pudo haber llegado ahí. La familia a través de Facebook indicó que las indagaciones preliminares descartarían la intervención de terceros.

/gap