Muchas personalidades estuvieron en el palco de Cardiff, donde presenciaron la final de la Champions League entre Juventus de Turín y Real Madrid. El Rey Emérito, Don Juan Carlos, estuvo entre los nombres más ilustres, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena.

El Rey Emérito dejó la frase más simpática: “He venido porque me ha mandado mi hijo”. No aclaró si Felipe VI el envió haciendo uso de su ‘superioridad jerárquica’ o porque no estaba ‘su’ Atlético. Aunque, a efectos jocosos, aun le superó después Mariano Rajoy, que ironizó: “Buffon es casi de mi edad”. En realidad les separa casi ‘media vida’: el presidente del gobierno tiene 62 años, por los 39 del portero de la Juventus. Antes, Rajoy había alabado a Zidane por la gestión de la plantilla.

Su Majestad rompió el hielo cuando el periodista Josep Pedrerol, en ‘Champions Total’, le recordaba su ausencia en la pasada final de Milán, donde el conjunto merengue se coronó ante el Atlético de Madrid, a la vez que le destacaba como amuleto de la suerte de deportistas españoles y, especialmente, el Real Madrid. Se reía Don Juan Carlos, que elogió a la Juve y la señaló como un “muy buen equipo” que presentará batalla. “Está Cristiano, pero del otro lado esta Buffon. Tendremos que pelear, pero esperanzas las tengo todas. Tenemos que llevarnos la copa a España”, sentenció.

/gap