Diversas críticas generaron las publicaciones de Raquel Argandoña y su hija disfrutando de sus vacaciones en en Río o Punta del Este. Todo esto, mientras en nuestro país se desataba la emergencia forestal más grande los últimos años, teniendo a cuatro regiones bajo amenaza por las llamas.

La situación fue ampliamente comentada y en el matinal de Canal 13 se convirtió en objeto de debate. Si bien, la gran mayoría aseguró que tanto Raquel como Kel Calderón estaban en todo su derecho de publicar las fotografías que quisieran, también apelaron a “una cuestión de sensibilidad, delicadeza si se quiere”, de parte de personajes públicos frente a la tragedia provocada por el fuego.

Así, por ejemplo, Juan Pablo Queraltó, reveló que las marcas que él patrocina, le pidieron no publicar nada. “Yo tengo varios auspicios. Ustedes lo saben. Me pidieron durante el proceso de esta situación que está viviendo Chile que, por favor, no se subiera nada. ¿Por qué? Porque cualquier imagen que no estuviera acorde a un sentimiento hacia lo que estaban viviendo otros chilenos podía ser muy mal tomado”, señaló el panelista.

Argandoña

En esa misma línea, agregó que “entonces, yo creo que en ese aspecto tienen que tomar conciencia y decir ‘¿sabes qué? Prefiero esta vez pasar’. Esperemos dos, tres semanas y ahí podemos volver a hacerlo. Pero, claro, ellos tienen el derecho de subir lo que quieran”.

Por otro lado, estuvo Francisco Saavedra, quien confesó que le dio “dolor de estómago” al ver publicaciones de vacaciones y lujos, mientras miles de chilenos sufrían por la emergencia. “Yo sé que ellos tienen el derecho de subir lo que quieran, pero a mí me pasó algo en particular. Estábamos en el matinal hablando cinco horas y media del tema. Uno veía las noticias, la sensación en el ambiente era como de dolor“, aseveró.

“Entonces me pasó que, personalmente, en mi cuenta de Instagram, como que me chocaba ver a otras personas que subían fotos tomando sol, como disfrutando, cuando yo decía ‘chuta, ellos está bien que estén alegres, se lo merecen, a lo mejor tienen su manera de donar, en silencio’. Pero como que escuchabas un cambio. Como que el país se está quemando. La gente tiene tanto dolor, que me parecía como raro en una red social pública hacerlo. No sé. Me dolía la guata, a mí en particular”, añadió.