Una sorprendente postura expresó este domingo el precandidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, frente al supuesto caso de espionaje en la Sociedad de Fomento Fabril, Sofofa.

En medio de su participación en el programa “En Buen Chileno”, el ex presidente sorprendió a los panelistas asegurando tener “la impresión de que este caso va a tener un vuelco total. La información que yo tengo es que esto no se trata de espionaje político ni de espionaje industrial, es una cosa mucho más doméstica que tiene que ver con relaciones de pareja. Es posible que esto tenga un vuelco muy grande”.

“Todo el mundo pensó que esto era una cosa de espionaje industrial, de espionaje político, de una cosa muy sofisticada, pero yo tengo la impresión de que tiene una naturaleza mucho más doméstica y la investigación, que está avanzando, creo que va a darnos más luces al respecto”, subrayó.

Teniendo en cuenta que él fue víctima de espionaje, fue claro en sostener que el caso que hoy se toma la agenda “esto es de una naturaleza totalmente distinta”. Pese a ello, señaló que no tiene total certeza de lo ocurrido, pero que “la información que me ha llegado por fuentes que son confiables, es que esto va a tener un vuelco importante, en el sentido que no es de naturaleza empresarial”.

“Yo confío en las fuentes, no tengo certeza, pero básicamente lo que yo estoy diciendo es que la primera impresión era que esto era un tema de espionaje industrial, de ciertas luchas de poder o inclusos algunos pensaron que era una maniobra política para desprestigiar al empresariado, pero yo creo que cuando conozcamos la verdad, va a tener una naturaleza mucho más doméstica”, sentenció.

/gap