Los únicos dos equipos sudamericanos que participaron de los cuartos de final, lograron acceder a la siguiente fase tras superar a sus respectivos rivales.

Venezuela venció a Estados Unidos por 2-1 en el tiempo extra, mientras que Uruguay consiguió su boleto tras vencer a Portugal en una serie de penales totalmente nueva en el fútbol tradicional.

Los venezolanos se convirtieron en los primeros semifinalistas del Mundial Sub-20 de Corea del Sur 2017 tras vencer 2-1 a Estados Unidos con dos goles en el tiempo extra, pese a que dominó el encuentro con claridad desde el pitido inicial.

Hubo que esperar a la prórroga para que Adalberto Peñaranda batiera por fin a Klinsmann tras embocar un envío de Sosa desde la derecha. Ferraresi logró el segundo y el estadounidense Ebobisse añadió suspenso marcando de cabeza a tres minutos del final.

Los uruguayos tampoco pudieron con los europeos en los 90 minutos. Un empate 2-2 los llevó al tiempo extra, donde no se sacaron ventaja. Los penales iban a definir quién se enfrentaría a Venezuela en las semifinales.

Desde los doce pasos, Uruguay resultó ser más efectivo. Los charrúas vencieron por 5-4 en una serie de tiros inusuales, ya que se utilizó la modalidad “ABBA”, la cual se asemeja al Tie Break que se realiza en el tenis: un equipo comenzó tirando un penal, luego el rival ejecutó dos seguidos.

Los equipos sudamericanos se verán las caras el próximo jueves 8 de junio. Del otro lado de la llave, Italia se medirá ante Zambia, mientras que México hará lo propio ante Inglaterra.

/gap