En los últimos años se ha visto un proceso de reestructuración y cambio al interior de los sectores organizados en la sociedad chilena. Es así como una serie de agrupaciones estratégicas a nivel económico y sindical, o con una fuerte presencia en las calles y capacidad movilizadora, han pasado a ser dirigidas por una especie de “tercera fuerza”, que –según los especialistas y dirigentes sociales– tiene como principal característica la “autonomía” frente a las cúpulas partidarias.

La llegada masiva de jóvenes que se vieron formados en el “movimiento estudiantil”, que tienen una militancia en organizaciones del Frente Amplio, o “extraduopolio”, ha llevado a procesos de recambio dirigencial que les han quitado espacio a las fuerzas tradicionales como el PC o el PS, tanto en el mundo sindical como estudiantil. Entre estas orgánicas sociales se encuentran en el Colegio de Profesores, la Confech, la Anef y sindicatos estratégicos de la CUT y, más recientemente, el Colegio Médico, donde tuvo lugar un cambio radical de directiva la semana pasada.

Oxigenando el Colegio Médico

El domingo 28 de mayo, pasadas las 18:00 horas, se conocieron los resultados de las elecciones de directiva y consejeros regionales del Colegio Médico (Colmed), una “elección histórica en muchos sentidos”, reconocen las distintas listas en disputa.

Por un lado, es primera vez que una mujer asume la presidencia de una organización que muchas veces fue tildada de “tradicionalista” y “machista”. Además, por vez primera se superó el margen del 30% de votantes de un padrón que es el segundo más grande después del Colegio de Profesores. Votaron 11.886 médicos, más del 50% del total de los colegiados, quienes además desarrollaron el proceso por la vía del sufragio electrónico.

La lista que resultó ganadora, con más de 6 mil votos (53%), fue “A seguir Oxigenando el Colmed” (Lista A), conformada por Izkia Siches (presidenta), Patricio Meza (vicepresidente), Jaime Sepúlveda (tesorero), José Bernucci (secretario general) e Inés Guerrero (prosecretaria).

“Oxigenando el Colmed” es el segundo intento de una apuesta “tercerista” al interior del Colegio Médico, que tuvo su primer intento en las elecciones pasadas, pero que después de tres años de trabajo logró desplazar a las tradicionales listas que disputaban la testera de la entidad. Así quedaron fuera la Lista B “Fuerza Médica”, liderada por Pablo Araya, ex RN que participó en el Gobierno de Sebastián Piñera y que obtuvo 2 mil 562 votos (22%), y la Lista C “Colmed vamos por más”, que alcanzó los 2 mil 971 votos (25%) y que fue comandada por el doctor Sergio Rojas.

De esta forma, uno de los colegios con mayor peso estratégico del área de la salud será dirigido por los próximos tres años por Izkia Siches, una joven especialista en medicina interna de 31 años, que lleva siete años trabajando al interior del gremio, periodo en el cual presidió el regional Santiago.

Siches fue dirigenta estudiantil y militó en las Juventudes Comunistas, mientras estudiaba Medicina en la Universidad de Chile. Durante su trabajo en el Colegio Médico ha sido reconocida por privilegiar la discusión en torno al fortalecimiento de la salud pública, además de hacerse parte de demandas como la legalización del aborto bajo tres causales, que la llevaron a participar en la campaña #CuentaConmigo, de Fundación Miles.

Además, es parte de la agrupación Médicos Sin Marcas, entidad que pretende “promover un ejercicio clínico responsable, basado en evidencia y libre de las influencias de la propaganda y los incentivos provenientes de la industria farmacéutica y de dispositivos médicos”, como indican en su página, donde agregan que “buscamos fomentar un distanciamiento de la profesión médica respecto de las estrategias de promoción de las compañías productoras de tratamientos, con miras a proteger la imparcialidad e independencia del juicio clínico de los efectos distorsionadores del marketing y los conflictos de interés”.

¿Influencia frenteamplista?

El proceso de surgimiento de este sector del Colegio Médico nació en respuesta al desgaste y “conservadurismo” en su interior, aseguran las nuevas dirigencias regionales del Colmed. Reconocen que terminó siendo “una bolsa de gatos súper grande”, porque acabaron integrando a diversos sectores “descontentos” con las últimas dirigencias y la labor que había realizado el gremio. Al igual que en otras entidades gremiales, como el Colegio de Profesores, esta nueva apuesta emergió desde los doctores más jóvenes que han entrado al Colmed, principalmente, integrantes de la atención primaria, médicos residentes y generales de zona.

/gap