El ingeniero Rafael Garay, imputado de estafas reiteradas y protagonista de una historia que incluye fama, lujo, mentiras y líos amorosos, declaró por primera vez ante la justicia de modo público.

En la ocasión, que transcurrió en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, manifestó que pone a disposición todos sus bienes. “La entrega de los bienes que estoy haciendo corresponde al 100%. No tengo ningún tipo de ingreso ni posibilidad de trabajar, por mis propios actos mi trayectoria profesional está destruida”, dijo.

Garay aseguró que no le traspasó ningún tipo de bien a su hermana o a su pareja en Rumania y que lo único que le va quedando de saldo es un departamentos de 3.500 UF.

Además, pidió que se tenga especial consideración en la reparación de las víctimas, con Víctor Mellado, un trabajador de Talcahuano que en 2012 sufrió un accidente laboral que lo dejó con el 52% de su cuerpo quemado. Con la indemnización invirtió en la empresa Think &Co, propiedad del ingeniero comercial.Para el resto de las víctimas pidió que se repartan sus bienes y propiedades en partes iguales. ¿Por qué esta deferencia con Mellado? “Siento un aprecio por él. Lo que estoy tratando de hacer es reparar los daños, por lo menos hacerme sentir un poco más tranquilo. He tenido mucho tiempo para pensar, más de lo que quisiera”.

Hay que recordar que se le investiga por la estafa de $ 1.600 millones y que a raíz de esto, fue extraditado desde Rumania.

/gap