Siguen los problemas para la selección chilena. A las bajas de Felipe Mora y Nicolás Castillo por lesión ahora se sumó un nuevo inconveniente. El lateral Eugenio Mena fue detenido la noche de ayer luego de ser sorprendido manejando en estado de ebriedad y a exceso de velocidad. El jugador viajó de todas formas este lunes junto al resto del plantel de la “Roja” rumbo a Rusia para preparar la participación en la Copa Confederaciones.

Según información de Carabineros, “a las 23:30 horas de ayer en el kilómetro 31 de la Ruta 68 fue detenido el jugador de fútbol profesional Eugenio Mena Reveco, quien conducía a 166 kilómetros en zona de 120 e iba con 1.16 grs litro. Quedó citado previa comprobación domicilio”. Quedó citado a declarar, lo que no le impediría viajar a Europa con el resto de sus compañeros.

El lateral todavía no estaba bajo concentración con la selección y recién hoy se incorporaba al régimen de Juan Antonio Pizzi. Mena irá en el segundo grupo de la “Roja”, que tiene previsto volar a las 12:15 horas desde el aeropuerto de Santiago. En la selección ya están en conocimiento del hecho. De acuerdo a la Ley Emilia, “estado de ebriedad se define cuando el nivel de alcohol en la sangre es igual o superior a 0,8 gramos por mil”.

Con esto no arriesga cárcel, ya que “si no se han causado daños o se causan sólo daños materiales o lesiones leves: presidio menor en grado mínimo (de 61 a 540 días de cárcel), multa entre 2 y 10 UTM y suspensión de la licencia por dos años al ser sorprendido una primera vez, cinco años en la segunda ocasión y la cancelación de la licencia si es sorprendido una tercera vez”.

Por Ignacio Soto Bascuñán