Es australiana y vive en el Reino Unido. Sara Zelenak, de 21 años, está desaparecida desde hace un par de meses, cuando Londres se vio en alerta por un atentado terrorista islámico. Desde ese día, nadie sabe nada de esta bella niñera que preocupa a su país de origen y a la Policía Metropolitana de la capital británica.

Pero la historia reciente de Zelenak impacta no sólo por su paradero desconocido, sino por otros dos hechos recientes que la tuvieron como protagonista involuntaria. El primero de ellos fue en el atentado del Palacio de Westminster del 22 de marzo de 2017. El otro fue durante el recital que Ariana Grande ofreció en Manchester el lunes 23 de mayo pasado.

Sara Zelenak no estaba trabajando el sábado por la noche. Se cree que estaba en la zona donde tres terroristas islámicos asesinaron a siete víctimas (Facebook)

Sara Zelenak no estaba trabajando el sábado por la noche. Se cree que estaba en la zona donde tres terroristas islámicos asesinaron a siete víctimas (Facebook)

Ambos hechos los relató su madre Julie Wallace desde Brisbane hoy a una radio australiana. Según contó, Zelenak estuvo allí a la misma hora un día antes de que el yihadista Khalid Masood atropellara a decenas de transeúntes en el concurrido puente que atraviesa el Támesis y apuñalara al policía Keith Palmer. “Es un horror, es un horror total“, dijo la mujer, quien sigue de cerca la investigación de la policía londinense para dar con su hija.

El día en que Ariana Grande ofrecía su show, la joven niñera había comprado los tickets para concurrir al concierto, pero finalmente decidió no asistir. Ese día, el terrorista islámico Salman Abedi, de 22 años, accionó un explosivo que tenía en su cuerpo y le provocó la muerte a 22 personas, entre los que había niños y adolescentes.

El sábado pasado, cuando todo hacía prever que Zelenak debía cuidar a unos pequeños, sus jefes le dieron la noche libre. No la necesitaban y creyeron conveniente liberarla de sus responsabilidades. El destino quiso que estuviera en la zona de London Bridge, donde tres extremistas, al grito de “Ésto es por Alá” asesinaron a siete personas.

Julie Wallace, la madre de la joven australiana desaparecida

Julie Wallace, la madre de la joven australiana desaparecida

El padrastro de Zelenak, Mark Wallace, indicó que están desesperados por conocer qué ocurrió con la joven niñera, con quien no pudieron comunicarse desde el sábado por la noche. “Me siento pésimo. No sé ni cuál es mi nombre. No puedo pensar“, señaló el hombre, quien además aseguró que se comunicó con cada uno de los hospitales de Londres para ver si su hijastra estaba herida en alguno de ellos.

/gap