Con una Alemania plagada de suplentes y con un Julian Draxler como única figura, los ‘teutones’ salvaron una derrota ante Diamarca. En los minutos finales Joshua Kimmich puso el 1-1 en el encuentro amistoso jugado en Brøndby.

El partido se desarrollaba de lo más normal hasta el minuto 19′ cuando la defensa alemana trató de salir jugando, fallando ante la marca danesa.

Ante la presión, Antonio Rüdiger, defensa de la Roma, trató de devolver un pase con la cabeza, quedando el balón corto, llegando Eriksen para rematar en primera y vener al golero Trapp.

El elenco alemán tuvo dos ocasiones para cambiar la historia del partido. Wagner incursionó dos veces en el área, pero sus definiciones no fueron las correctas.

Para el complemento, ambas selecciones movieron su banca en basca de la variación del score. Sin embargo, no fue hasta el minuto 88 que gritos en las tribunas del Brøndby Stadion. 

El causante fue Joshua Kimmich, jugador del Bayern Múnich (suplente), quien salvó de una derrota al cuadro alemán.

Alemania ahora se alista para medirse ante San Marino por una fecha más de las Eliminatorias a Rusia 2018. Mientras que Dinamarca hará lo mismo ante Kazajistán. Los choques son este 6 de junio.

/gap