Este martes continuaron las diligencias en el caso del supuesto espionaje al interior de la Sociedad de Fomento Fabril. Fiscalía de Las Condes citó a declarar esta tarde al director de Carozzi y ex vicepresidente de la Sofofa, Juan José Llugany, en cuya oficina se encontraron los primeros micrófonos y cámaras.

La declaración de Llugany, uno de los principales afectados, se efectuó desde las 14:00 horas antes los persecutores Roberto Contreras y Lorena Parra. Con esta última, el ejecutivo tuvo una pequeña polémica tras desmentirla cuando indicó que fue un guardia de seguridad de la empresa de alimentos quien recomendó a Profacis para investigar la instalación de dispositivos, según información de radio Bío Bío.

En aquella ocasión, Llugany corrigió a la fiscal y dijo que fue el jefe de seguridad, Anfión Varela, con 19 años en la empresa, quien los contactó.

Esta diligencia se produce días después de que el expresidente Sebastián Piñera asegurara que, según la información que él manejaba esto no se trataba de espionaje político ni industrial, sino de “una cosa mucho más doméstica, que tiene que ver con relaciones de parejas”.

/gap