La precandidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, enfatizó sus diferencias con la Presidenta Michelle Bachelet pese a las constantes comparaciones entre ambas propuestas de gobierno y el tipo de liderazgo.

En el programa  “Estación Moneda”, la periodista indicó que “yo creo que somos bien distintas con Michelle Bachelet”.

“Voté por Bachelet en la primera elección y con mucho orgullo, era la primera mujer que llegaba a la presidencia y me parecía que había un símbolo. No se tradujo en muchos cambios a la mujer y en nuestra vida política en todo caso, pero sí en ese momento voté por ella”, acotó.

En esta línea, Sánchez aseguró que “entiendo que nos lleven a ese territorio porque hay una comparativa de las mujeres en política y yo estoy en una carrera presidencial entonces se tiende a mirar los puntos en común. Aunque yo creo que tenemos liderazgo o presentamos cosas distintas”.

Sobre la gestión del gobierno, la abanderada de Revolución Democrática sostuvo que “a mí me hacía mucha ilusión las reformas de Michelle Bachelet, lo que se planteó como reforma estructural porque yo creo en reformas estructurales. Yo no voté por Michelle Bachelet en esta segunda ocasión pero si me gustó como se planteó”.

“Si hay algo que me gusta de lo que hizo este gobierno es que haya puesto sobre la mesa un debate que era necesario -todavía estamos en el mismo debate- que son cambios estructurales en ciertas áreas”, añadió la precandidata. “Me decepcionó lo que pasó después, pero sí me hacía ilusión lo que se presentó”.

En este contexto, Beatriz Sánchez reconoció que “había un planteamiento de reforma estructural que era muy interesante, me decepcionó mucho que dentro de la misma Nueva Mayoría no hubo acuerdo para llegar a concretar mucho de los cambios estructurales. Tenían mayoría en el Parlamento, podrían haber avanzado efectivamente en cambios estructurales pero creo que faltó convicción dentro de la Nueva Mayoría para hacer esos cambios estructurales como estaban planteados en un comienzo”.

En tanto, la periodista defendió la seriedad de su carrera presidencial y las aspiraciones del Frente Amplio.

“Al momento de entrar uno sabe que hay posibilidades de que uno se convierta en presidenta y eso es algo que yo evalué (…) esto no es a punta de deseos, aquí hay mucho trabajo”, dijo.

En esta línea, hizo un llamado a terminar con “la caricatura de que el Frente Amplio son un grupo de universitarios locos… yo no soy tan jovencita y no hay puros universitarios atrás”.

“Pido respeto por la pega que estamos haciendo”, aseveró.

RELACIÓN CON LA CONCERTACIÓN

“Yo creo en una democracia muy distinta a esta, no siento que vivamos en una democracia plena”, dijo Beatriz Sánchez. “La Nueva Mayoría se instaló sobre un modelo y creo que el modelo hay que cambiarlo porque no da el ancho hoy día”.

En este contexto, la periodista abordó el desempeño de los gobiernos de la Concertación y el paso a la democracia.

“Yo tenía gran esperanza y me sentí muy identificada mucho tiempo por la Concertación. No alcancé a votar en el plebiscito pero viví muy intensamente todo ese periodo.  Me gustó mucho la épica que se vivió y lo que la Concertación puso sobre la mesa respecto de cómo íbamos a recuperar la democracia”, comentó Sánchez.

Sin embargo, detalló que “me fui decepcionando de la Concertación por lo que significaron los gobiernos de la Concertación. Reconozco que hicieron cosas valiosas, la forma en que recuperaron la democracia fue muy valiosa, también hizo un esfuerzo para mantener lo que entendíamos en los 90′ como gobernabilidad y yo valoro tremendamente eso”.

“Pero me fui decepcionando de la Concertación con el correr de los años y fui encontrando razón a varias de las críticas que se empezaron a levantar. Me empecé a alejar y empecé a buscar otras alternativas, otros diagnósticos y otras respuestas para esos diagnósticos, desde hace un tiempo ya. Y eso justifica el que hoy esté liderando este proyecto del Frente Amplio”.

/gap