La OCDE rebajó hoy las proyecciones de crecimiento de la economía chilena en para este año pero las revisó al alza para 2018, en un entorno marcado por una caída de las exportaciones, una confianza empresarial débil e incertidumbre política.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) apuntó una subida del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,6% este año y del 2,8% el siguiente, lo que supone una caída de 9 décimas en el primer caso y una subida de dos en el segundo respecto a hace seis meses.

El organismo señaló que la mejora progresiva prevista para 2018 es atribuible al crecimiento de las exportaciones y refleja que el fortalecimiento de la demanda, buenas condiciones de financiación y las recientes políticas de apoyo a la exportación y la productividad impulsarán la inversión.

/gap