La viuda de Augusto Pinochet, Lucía Hiriart, tendría depresión y demencia senil, además de trastornos digestivos.

Así lo consignó The Clinic Online, que accedió al parte médico de la mujer, de 94 años.Su deterioro cognitivo se intensificó en 2016, justo cuando tuvo que declarar en el marco del caso Cema- Chile.

Según el medio, la viuda de Pinochet “retiene cada vez menos información y ha permanecido ajena a todas las polémica que genera su nombre, como la noticia sobre la millonaria pensión pagada por la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena) de $3,1 millones, que recibe desde la muerte de Pinochet el 10 de diciembre de 2006”.

Hiriart permanece internada en el Hospital Militar desde el 26 de mayo por una neumonía y sería dada de alta el 10 de junio.

/gap