El fin del mundo se acerca. Te lo creas o no, hay gran cantidad de profecías que señalan que el 2017 será el principio del fin. Incluso una antigua profecía italiana se ha hecho realidad. Hace más de 500 años, un filósofo del siglo 16 llamado Matteo Tafuri, también conocido como el Nostradamus italiano, predijo una nevada de dos días en la región costera de Salento. Tafuri advirtió lo siguiente: “Salento de palmeras y suave viento del sur, Salento nevado pero nunca después del toque. Dos días de nieve, dos destellos en el cielo, sé que el mundo acabará, pero no lo anhelo”.

La localidad italiana de Salento disfruta de un clima templado, un lugar idóneo donde nunca nieva. Pero el pasado mes de enero ocurrió lo impensable, los habitantes de la pequeña ciudad italiana fueron testigos dos días consecutivos de intensas nevadas. Es más, el sur de Italia experimentó temperaturas inusualmente frías, por lo que las autoridades se vieron obligadas a cerrar escuelas y suspender algunos servicios públicos. Sin embargo, Tafuri no especificó la causa exacta del Apocalipsis. ¿Podría ser una gran erupción? ¿El impacto de un asteroide o comenta? ¿O tal vez una decisión del polémico presidente de los Estados Unidos Donald Trump?

Por desgracia no tenemos la respuesta, pero parece ser que los multimillonarios disponen de cierta información que nosotros, la gente común, desconocemos. Algunos de los ciudadanos más ricos de Estados Unidos están invirtiendo miles de millones de dólares para prepararse en secreto para el apocalipsis mundial. El creciente número de multimillonarios que están adquiriendo propiedades en lugares aislados del mundo y grandes cantidades de suministros de supervivencia está causando preocupación entre los teóricos de la conspiración, quienes creen que la élite se está preparando para algún tipo de evento de consecuencias catastróficas.

Preparándose para el Apocalipsis

Parece ser que algo está ocurriendo en el exclusivo círculo de la élite, ya que multimillonarios de Silicon Valley y Wall Street están comprando en secreto grandes extensiones de tierra en Nueva Zelanda. Petehr Thiel, que aparte de ser el inversor con más éxito de Silicon Valley también ha mostrado públicamente el apoyo a Donald Trump, recientemente pagó 10 millones de dólares por una finca de 1,9 kilómetros cuadrados aislada en los Alpes Neozelandeses.

La adquisición de esta propiedad provocó una protesta pública, de acuerdo la CNN. Algunos neozelandeses consideraron que los multimillonarios del sector financiero estadounidense Silicon Valley están invadiendo el país. En medio de la protesta, el gobierno de Nueva Zelanda publicó un documento que reveló que Thiel se le concedió la ciudadanía en “circunstancias excepcionales”, eludiendo así el proceso normal para la concesión de la ciudadanía a los extranjeros. Thiel mostró públicamente su entusiasmo sobre su “gran orgullo” de ser un ciudadano más de Nueva Zelanda, diciendo que “no ha encontrado ningún otro país que se adapte con su visión de futuro”.

Uno de sus colegas de Silicon Valley, el capitalista Sam Altman, reveló la razón por la que los multimillonarios estadounidenses están adquiriendo propiedades en Zelanda. Y el motivo es realmente preocupante: La élite esta huyendo a Nueva Zelanda porque consideran que se acerca un desastre global.

Pero Petehr Thiel y Sam Altman no son los únicos en prepararse para el Apocalipsis global. Los súper ricos han estado comprando propiedades en muchas partes del mundo considerados relativamente “seguros”, y han construido estructuras subterráneas fortificadas repletas de suministros equipados con todo lo necesario para la supervivencia, incluyendo generadores de energía, armas y municiones. Entre los multimillonarios que han adquirido propiedades en Nueva Zelanda con la esperanza de que sean un refugio seguro cuando ocurra el apocalipsis incluyen el inversor Julian Robertson, el director de cine James Cameron, el fundador de la compañía de software Oracle Lawrence Ellison, el ex ejecutivo de Yahoo Martin Liao, el ex gerente de Facebook Antonio García Martínez, o el mismísimo Mark Zuckerberg.

Algunos teóricos de la conspiración aseguran que los multimillonarios tienen una red secreta en Facebook donde comparten ideas, sugerencias y consejos de cómo sobrevivir al apocalipsis. También se reúnen en cenas y fiestas exclusivas para discutir las estrategias de supervivencia post-apocalipsis.

¿Por qué Nueva Zelanda?

Los multimillonarios han escogido Nueva Zelanda como el mejor lugar para sobrevivir al Apocalipsis porque es un país estratégicamente situado a miles de kilómetros de distancia de puntos de acceso geopolíticos del mundo. Nueva Zelanda está lejos del conflicto en Oriente Medio, de las crecientes tensiones sociales, políticas y económicas en Europa y Norteamérica, y la amenaza de una confrontación entre China y los EE.UU.

Además de una guerra nuclear, de una crisis financiera y política que podría llevarnos al colapso de la sociedad, los preppers (también conocidos como preparacionistas) tienen una larga lista de posibles catástrofes que se pueden evitar mediante la construcción de búnkeres en “lugares seguros”. Podría haber una erupción de un supervolcán, el impacto de un asteroide catastrófico, un terremoto con la capacidad de provocar un mega tsunami, una pandemia vírica global, una pequeña edad de hielo o tal vez incluso una invasión extraterrestre.

/psg