Tras el cierre de los comicios británicos los resultados indicarían una victoria de los conservadores, liderados por Theresa May, aunque sin conquistar una mayoría absoluta de bancas –326 de las 650– para formar gobierno y encabezar las negociaciones de cara al Brexit.

Los conservadores se quedarían con unas 314 bancas, por encima de los laboristas, con 266; el Partido Nacional Escocés, con 34; y los Liberales Democráticos, con 14; según las encuestas de BBC, Sky y ITV.

El recuento de los votos, que se prolongará toda la noche, cobra un interés que pocos podían esperar, a juzgar por los sondeos del miércoles, que daban una victoria holgada a los conservadores.

Si se confirman los resultados, la elección habrá marcado un duro revés para la primera ministra Theresa May, quien llamó a un adelantamiento electoral con el objetivo de fortalecer su gobierno de cara al Brexit.

Por su parte, la libra británica sufrió una marcada caída apenas cerrados los comicios, debido a los indicios que marcan que los conservadores perderían mayoría en Parlamento británico.

Jeremy Corbyn sería uno de los ganadores de la elección (Getty)

Jeremy Corbyn sería uno de los ganadores de la elección (Getty)

“Un desastre para May”

De confirmarse el resultado, sería “un desastre para Theresa May. Su liderazgo será cuestionado y recibirá presiones para dimitir”, dijo a la AFP Ian Begg, experto en política de la London School of Economics.

Adelantando las elecciones de 2020, “ha perdido su apuesta. Es incluso prematuro afirmar que seguirá como primera ministra”, estimó Paula Surridge, de la Universidad de Bristol.

En contraste, el líder laborista Jeremy Corbyn, por el que nadie daba mucho, saldría muy reforzado, al mejorar los resultados de su predecesor, Ed Miliband, en 2015.

Otros grandes derrotados serían los independentistas escoceses, que pierden 22 diputados de los 56 que tenían y ven considerablemente debilitada su aspiración a un segundo referéndum de independencia en breve.

May seguiría en la mejor posición para formar gobierno, pero las negociaciones podrían retrasar el inicio de las conversaciones de divorcio con Bruselas, previsto el 19 de junio. 

El nuevo Parlamento se reunirá por primera vez el 13 de junio.

Unos 47 millones de británicos estaban llamados a elegir a los 650 diputados de la Cámara de los Comunes.

/gap