Los estudiantes de la Universidad de Chile tendrán prenatal y postnatal, así como también otras facilidades para evitar que deserten o congelen sus carreras.

La “Propuesta de política universitaria” contempla: un prenatal de seis semanas. El padre tendrá un permiso de cinco días tras el nacimiento. Si durante el embarazo se produce una enfermedad que requiere reposo, la mujer tendrá derecho a un descanso suplementario y el padre tendrá el mismo derecho para hacerse cargo de su cuidado.

La Segunda consignó que ambos padres podrán tener un permiso por controles médicos obligatorios hasta los seis años del hijo.Tendrán un postnatal de 24 semanas, donde las primeras 12 deben ser tomadas por la mamá y las otras por cualquiera de los dos.

Los estudiantes contarán además con salas cunas y jardines infantiles en los campus Beaucheff, Antumapu, Salud y JGM.Los alumnos tendrán flexibilidad a la hora de rendir las pruebas y menor exigencia académica, así como también prioridad para inscribir ramos, de modo de compatibilizar la crianza.

/gap