El tiempo ha pasado y la sociedad ha cambiado, existe mayor cuestionamiento de lo que se ve en televisión e incluso sus protagonistas están conscientes de ello. Ernesto Belloni, por ejemplo, hoy confieza haber sentido rechazo hacia su popular personaje del Che Copete por las rutinas que involucraban a mujeres.

En conversación con Juan Carlos “Pollo” Valdivia, en su programa “De aquí no sale” de UCV TV, el actor señaló que en los tiempos en que empezó a hacer sus rutinas subidas de tono en Morandé con Compañía, al principio no notaba el trato que podía tener con el sexo opuesto.

“No existía el empoderamiento de la mujer. En esos tiempos la mujer era malamente considerada la dueña de casa no más. Ahora la mujer es gerente, dueña de empresa, Presidenta de la República, la mujer es la mujer y va paralelo al hombre. Cuando yo hacía estas rutinas, el resultado era, porque primero que todo era absolutamente transgresor en la televisión. Jamás se había dicho un garabato en la televisión, jamás tener una niña en rompa interior y tocarle las nalgas con crema en la televisión, entonces fue un boom muy grande, y era muy simpático este personaje del Che Copete”, señaló.

En ese sentido, reveló que entonces, sus compañeras de rutinas tampoco reclamaron. “A nadie se le obligaba, ellas ganaban plata con eso, hacían eventos, a nadie se le obligó, nadie se sobrepasó y nadie reclamó nunca“.Sin embargo, todo empezó a cambiar cuando notó que el público femenino se le escapaba. “No es un mea culpa, es que me tocó ver que la televisión en el programa nuestro se me estaban escapando las mujeres del rating, se iban a ver otra cosa. Empecé a sentir un rechazo al personaje“, añadió.

Empecé a cuestionarme, empecé a mirar las rutinas y la verdad es que de repente sentía un poquito de vergüenza de lo que había hecho“, confesó.No obstante, explicó que “eso no significa que yo no trabaje con mujeres, pero sí dentro de otro contexto… no ser tan explícito con las mujeres. Yo nunca las utilicé, si era un show y ambos sacábamos partido de esto, pero si a mí una niña me dice no lo haga, yo no lo hago“.

/gap