Seis de los siete planetas del sistema TRAPPIST1 son consistentes con una composición similar a la Tierra, según miles de simulaciones numéricas para identificar planetas estables durante millones de años.

La excepción es TRAPPIST-1f, que tiene una masa de 25 por ciento de agua, lo que sugiere que TRAPPIST-1e puede ser el mejor candidato para futuros estudios de habitabilidad, según los cálculos de un investigador de astrofísica postdoctoral de la Universidad de Oklahoma, Billy Quarles.

“El objetivo de la astronomía exoplanetaria es encontrar planetas que sean similares a la Tierra en composición y potencialmente habitables”, dijo Quarles en un comunicado.

Quarles colaboró con científicos en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en el proyecto. Simulaciones numéricas para este proyecto se realizaron utilizando el supercomputador Pleiades proporcionado por el programa de computación de alto rendimiento de la NASA a través del Centro de Investigación Ames y en el Centro de Supercomputación de la Universidad de Oklahoma.

Los planetas de TRAPPIST-1 están más bien espaciados que en los sistemas Kepler, lo que permite determinar variaciones temporales de tránsito con observaciones fotométricas. Estas variaciones  informan a los investigadores sobre la masa de los planetas y los radios, que se miden a través de los eclipses. Las mediciones de masa y radio pueden inferir la densidad.

Al comparar la densidad de la Tierra (en su mayoría roca) con los planetas TRAPPIST-1, Quarles puede determinar de qué están compuestos probablemente los planetas y proporcionar una idea de si son potencialmente habitables.

TRAPPIST-1f tiene las restricciones más estrictas con el 25 por ciento de su masa en agua, lo que es raro dado su radio. La preocupación de este planeta es que la masa es el 70 por ciento de la masa de la Tierra, pero es del mismo tamaño que la Tierra. Debido a que el radio es tan grande, la presión convierte el agua en vapor, y es probable que sea demasiado caliente para la vida como la conocemos.

La búsqueda de planetas con una composición tan cercana a la de la Tierra como sea posible es clave para encontrar lugares que podríamos identificar como habitables.

TRAPPIST-1 es una estrella enana ultrafría a unos 40 años luz de distancia de la Tierra y acogeun notable sistema planetario compuesto por siete planetas en tránsito. Los siete planetas se conocen como TRAPPIST 1b, c, d, e, f, g y h.

/psg