La lesión que el portero y capitán Claudio Bravo venía arrastrando del Manchester City sigue afectándolo y no le ha permitido entrenar con normalidad desde que se incorporó a la selección. De hecho, luego del empate 1-1 de la escuadra nacional ante Rusia, fue el propio técnico Juan Antonio Pizzi quien desconoce cuándo podrá volver el golero a jugar.

“Los médicos están haciendo el máximo esfuerzo, al igual que él, para que esté en condiciones. Vamos a ver cuáles son los tiempos mínimos para que esté a disposición. Pero no tenemos certeza de cuándo puede ser”, reconoció el estratega en conferencia de prensa, para agregar que “va tardando un poco mas de lo previsto, pero vamos a ver cómo llega al próximo partido o al siguiente y ver en qué condiciones está para trabajar”.

Sobre la misma, Pizzi aseguró que pese a que esperan que Bravo pueda llegar a disputar la Copa Confederaciones, de igual manera están analizando las alternativas en caso que no pueda recuperarse. “Nosotros preparamos a todos los futbolistas, incluidos los porteros, para que estén en condiciones por si decidimos que participen. Tanto Johnny (Herrera) como Cristopher (Toselli) están trabajando en condiciones de jugar. Por su parte, Claudio hará el máximo esfuerzo para ponerse en condiciones”, explicó.

De igual manera, el técnico fue categórico al asegurar que aún no toman una decisión con respecto a quién será titular en la portería, porque “este tipo de futbolistas tiene una capacidad de readaptación muy grande. Los tiempos que necesitan para volver a ser competitivos es menor al de un futbolista normal, por eso vamos a esperar”.

Por Ignacio Soto Bascuñán