La UDI valoró la detención en México de Raúl Escobar Poblete, el ex frentista conocido como “Comandante Emilio”, y exigió que se le aplique “todo el rigor de la ley” por el asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991.

El ex frentista es sindicado como uno de los dos autores del crimen. La presidenta de la colectividad, Jacqueline van Rysselberghe, señaló que “creemos que la justicia va a actuar como corresponde. Por lo tanto, nosotros esperamos que luego de que él (Escobar) llegue a Chile, se le aplique todo el rigor de la ley. Acá se asesinó a un senador de la república por el hecho de pensar distinto”.

Mientras que el vicepresidente, senador Juan Antonio Coloma, pidió que “estemos en condiciones de avanzar en algo tan importante como que los tribunales funcionen”.

Además, llamó a que se “acelere” el proceso de extradición para que el juez Mario Carroza -a cargo del caso- pueda “interrogar, investigar y sancionar al autor material de este asesinato”.

Con el fin de que el “Comandante Emilio” sea puesto a disposición de la justicia chilena, el diputado Gustavo Hasbún pidió a los organismos como el Instituto de Derechos Humanos (INDH) que no “intervengan poniendo piedras en el camino a la extradición”. “No queremos que se ponga del lado de los delincuentes y no de la justicia, como ha sido su tónica”. dijo aludiendo a subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fríes.

A su turno, el diputado gremialista Issa Kort sostuvo que “ha pasado ya más de una década de este crimen terrorista que terminó con la vida de un senador en ejercicio. Queremos que haya justicia de una vez por todas”.

/gap