En el marco de la próxima negociación colectiva que realizarán los trabajadores de BancoEstado, y que es seguida de cerca por la industria por el precedente que puede marcar dentro de la Reforma Laboral, el sindicato rechazó el pasado miércoles la propuesta de servicios mínimos para casi todos los cargos y que suman un total de 1.662 trabajadores.

Según publica hoy La Tercera, esto representa un incremento del 693% de los equipos de emergencia acordados históricamente, según indicó el sindicato del banco estatal, el cual critica que la empresa considera abrir de todas formas 118 sucursales en caso de paralización y que representa el 30% del total.

De acuerdo a los trabajadores, la propuesta de BancoEstado no cumple con las exigencias normativas establecidas por la DT, acusando que el planteamiento de la administración no identifica los servicios mínimos que deberían funcionar en caso de huelga legal ni especifica las competencias profesionales y técnicas de los trabajadores que conformarían los eventuales equipos de emergencia.

Según dicen, la norma establece que la huelga no puede comprometer servicios relacionados a la salud, la economía el abastecimiento o la seguridad nacional, enfatizando que, en este caso, “la paralización no compromete ninguna de ellas, dado, además, que no es una empresa pública indispensable para el ejercicio de un derecho fundamental de la población”.

Tanto la empresa como el sindicato esperarán la determinación de la Dirección del Trabajo sobre este punto, plazo que según informó el sindicado de BancoEstado, vencería el 22 de junio.