De acuerdo a la última medición del Centro de Estudios Públicos  (CEP), el ex presidente Sebastián Piñera está a la cabeza de la carrera presidencial al liderar la intención de voto con un 23,7%, subiendo cuatro puntos desde el último sondeo.  Casi diez puntos más abajo, lo sigue Alejandro Guillier con 13%. En tercer lugar se posiciona el independiente José Manuel Ossandon con 5,4% y luego la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, con un 4,8%.

En la pregunta “¿Quién cree que será el próximo Presidente de Chile?”, Piñera también encabeza el listado con un 44,7%, mostrando un alza de 17 puntos desde la medición pasada (de 27% a 44%), y supera por casi 33 puntos al candidato de la Nueva Mayoría Alejandro Guillier, que registró un 11,9%.

En tanto, en el escenario de primaria legal en Chile Vamos, Piñera se consolida como el hombre fuerte de la derecha: el ex mandatario obtiene un 29% de respaldo. El senador Manuel José Ossandón llega en segundo lugar con 12% y más atrás se encuentra Felipe Kast.

 

“CHILE MERECE UN CAMBIO POSITIVO”

Minutos después de que la encuesta CEP lo ubicara en el primer lugar de las preferencias, Sebastián Piñera dio inicio a su campaña oficial de primarias para las próximas elecciones que se disputarán el próximo 2 de julio en la centro derecha.

Vestido de blanco y acompañado por su esposa Cecilia Morel, el ex mandatario aprovechó de reafirmar sus críticas al gobierno de la Nueva Mayoría y enfatizó en sus propuestas para combatir la delincuencia y el narcotráfico, problemas destacados en los resultados del estudio de CEP.

Piñera indicó que “la verdadera opción de cambio la representamos nosotros” y “Chile merece un cambio positivo”. Además,  señaló que “vamos a recuperar el liderazgo, mejorar los salarios. Vamos a superar la crisis de salud y mejorar la calidad de educación”.

Por último, manifestó que esta será una campaña limpia y “vamos a reemplazar la cultura de la retroexcavadora por la cultura del diálogo”.

Estos resultados consolidan a Piñera en el primer lugar, sin margen para pasar algún susto en la primaria, y lo siguen manteniendo en la mejor posición de cara a la segunda vuelta. Piñera ya se siente ganador y su apuesta se fijará más que en el 2 de julio derechamente en noviembre, donde realmente podrá medir cuál es su real opción de ganar las elecciones para volver a La Moneda. Para el ex presidente, allí estará la verdadera pelea con un adversario que, hasta ahora,  se le comienza a acercar peligrosamente: Alejandro Guillier.

/gap