Arturo Vidal ya sabe de festejar ante Portugal. Y fue en uno de los partidos que comenzaron a construir a la superestrella de la selección chilena y el Bayern Munich . El Rey Arturo anotó el único gol del triunfo de Chile sobre los lusos en el Mundial Sub 20 de Canadá 2007, lo que significó el paso a cuartos de final del torneo que terminó en el tercer lugar.

El entonces jugador recién comprado por Bayer Leverkusen aprovechó una jugada de balón parado: tiro libre de Mauricio Isla, distracción de Nicolás Medina y la aparición de Celia Punk -como le decían en esos días- para el único tanto del compromiso disputado en el estadio Commonwealth de Edmonton hace casi diez años, el 12 de julio. Más de la mitad de los 25 mil asistentes eran chilenos.

 

La alegría no pudo ser completa, ya que Vidal recibió una doble amonestación al final del partido que le impidió estar en el juego siguiente, donde la Roja tuvo que extremarse físicamente para derrotar a Nigeria en Montreal, en tiempos suplementarios.

De ese equipo, en Portugal sobrevive el golero Rui Patricio, mientras que por la Roja podrían repetirse el plato el mencionado Vidal, Alexis Sánchez -que salió lesionado esa tarde-, Mauricio Isla, Gary Medel y Cristopher Toselli.

Ver video:

/gap