Sin la presencia de Claudio Bravo ni de Arturo Vidal, la selección chilena entrenó esta mañana en la Arena Khimki de Moscú, en la última actividad antes del viaje de este mediodía a Cluj, donde el martes disputará su último amistoso antes de la Copa de las Confederaciones, contra Rumania.

El arquero y capitán de la Roja es el centro de la preocupación de Juan Antonio Pizzi, aunque desde el cuerpo médico aseguran que podrá llegar sin problemas al debut del próximo domingo contra Camerún, luego del desgarro que sufrió a fines de abril mientras jugaba por Manchester City.

Las buenas noticias las dio Marcelo Díaz, quien ratificó su recuperación y volvió a entrenar con el equipo, lo que lo convierte en alternativa para actuar ante los rumanos. Carepato sufrió una molestia en la rodilla izquierda luego de un choque en el amistoso entre la Roja y Burkina Faso, la semana pasada.

La selección chilena viajará en minutos a Cluj, donde volverá a quedar concentrada apenas llegue. La única actividad oficial agendada es la visita al estadio Cluj Arena, programada para mañana a las 18:00 horas locales, mediodía en nuestro país.

/gap