La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, abordó anoche un vuelo con destino a Ciudad de México, con el objetivo de acelerar los trámites de extradición de Raúl Escobar Poblete, alias “Comandante Emilio”, autor material del asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991.

Durante su visita a México, la cual realizará junto al abogado de la familia, Luis Hermosilla, la líder gremialista espera reunirse con el Procurador General de ese país, Raúl Cervantes, a quien espera remarcarle la importancia jurídica y política del caso para nuestro país.

Tras sostener una reunión con el ministro de RR.EE., Heraldo Muñoz, la senadora señaló que “entendemos que hay situaciones judiciales pendientes en México, pero también entendemos que acá se requiere del apoyo del Gobierno para hacer a la brevedad todos estos trámites”. “Por lo mismo, mañana en la noche, voy a estar en Ciudad de México justamente para también dar la connotación y la importancia no solo jurídica, sino que también política”, subrayó.

En esa línea, Van Rysselberghe recordó que “acá se asesinó a un senador de la República que estaba en ejercicio, que había sido electo en democracia, atentando contra el Estado de Derecho en nuestro país. Atentando y tratando de quebrar el orden democrático de nuestro país”.

“Por lo tanto, para nosotros es tremendamente importante contar con el apoyo del Gobierno, que ha mostrado una gran disposición para que la extradición se produzca lo antes posible”, indicó. Consultada sobre si la UDI presionará para lograr la expulsión de Escobar Poblete, la parlamentaria dijo que “es lo que nos gustaría, pero entendemos que es difícil, puesto que lo encontraron involucrado no solo en un secuestro, sino que en una red de secuestros, con lo cual el gobierno de México también quiere juzgarlo”.

“Pero para nosotros lo importante es que la extradición se curse y se apruebe, porque más allá de que tenga que cumplir una pena en México, a nosotros nos interesa que eso esté aprobado, de manera que cuando se cumplan las condiciones él pueda ser trasladado y cumplir las penas que en nuestro país se tienen que dar”, agregó.

Finalmente, la jefa gremialista explicó que “estamos solicitando una reunión con el Procurador General, que corresponde a lo que es el Fiscal Nacional acá en Chile, de manera de poder enmarcar lo que es este proceso acá en nuestro país”. “Es decir, es un delito que fue terrorista, que no tiene prescripción, que se dio en democracia y donde además uno de los querellantes es el Estado de Chile. Por lo tanto, nosotros vamos a ir a solicitar que se hagan todos los trámites de la extradición de la manera más expedita posible”, concluyó.

/gap