Con el objetivo de avanzar en conjunto en la creación de un proyecto de ley que busque controlar los gastos reservados del Estado, las diputadas María José Hoffmann (UDI) y Marcela Sabat (RN) se reunieron con el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, para analizar las vías legales que permitan una correcta elaboración de la normativa que, según pretenden las parlamentarias, quedé en condiciones de presentarla al Senado en los próximos días.

Tras la cita, la parlamentaria gremialista señaló que “junto a la diputada Sabat le hemos solicitado al Contralor General su colaboración para avanzar correctamente en un proyecto de ley que nos permita hacer cambios en el control de los gastos reservados del Estado, ya que él mismo explicó en la comisión el poco control que existe actualmente con respecto a esta materia, donde hoy solo se firma un certificado de buena inversión que no es contrarrestado en lo absoluto con la realidad. Si bien queremos resguardar el secreto pertinente que tiene que tener, queremos generar una iniciativa para poder hacer cambios en el control de estos recursos”.

Respecto a la recepción que tuvieron por parte de la autoridad, Hoffmann dijo que “fue muy buena, ya que muchas veces ellos mismos terminan siendo cómplices de gastos que desconocen absolutamente, por lo que trabajaremos en conjunto para buscar una fórmula, una figura legal donde le entreguemos esa atribución al contralor de la República”.

Por su parte, Sabat resaltó que la idea del proyecto “es que el control sea efectivo, pues estamos hablando de que se manejan muchos miles de millones de pesos en gastos reservados, alrededor de 6 mil millones, que hoy no tienen ningún tipo de control. La idea que analizamos con el contralor es que estos gastos reservados tengan una especie de categoría y que exista documentación que pueda respaldar estos gastos, en el minuto de que se haga un requerimiento de investigación, exista un respaldo”.

Finalmente, Sabat agregó que “el objetivo es copiar buenas prácticas que algunas instituciones hoy manejan y que pueda ser obligatorio para todas las instituciones. Para que no exista hoy un cuestionamiento a las instituciones, como lo es Carabineros de Chile, donde los gastos reservados eventualmente han sido utilizados para aumentar los ingresos personales de algunos y no para el objetivo que han sido mandatados por la ley”.

/gap