Un niño de ocho años murió ayer al enterrarse una rama en el tórax luego de lanzarse de piquero al agua en el río Ramadillas de la comuna de Arauco, en la Región del Biobío.

Luego del hecho, registrado en horas de la tarde, el menor fue trasladado inmediatamente hasta el hospital San Vicente de Arauco.

Pero a ese recinto asistencial llegó sin signos vitales y todas las maniobras que se le realizaron para reanimarlo fueron infructuosos.

El niño y su familia -de la comuna de La Pintana, en la Región Metropolitana- se encontraban de veraneo en el sector al momento del accidente.

/Publimetro

/gap