Luego de notar que faltaba una costosa batería de su barco, Will Coe, residente de Cairns, Australia, decidió revisar la cámara de seguridad. Para su sorpresa, no solo descubrió a los dos individuos entrando a su barco, sino que también los vio muy apasionados en el camarote.

“Creo que voy a tener que tirar el colchón. No creo que lo pueda seguir teniendo”, dijo Coe al medio Daily Mail Australia. “Al principio estaba muy enojado pero al mismo tiempo me pareció muy gracioso”, agregó.

El hombre contó que solo compartió el video para que la gente lo ayude a identificar a la pareja. Además, dijo que su barco, llamado Missy, ya no va a ser el mismo: “Missy perdió la virginidad”.

La policía forense examinó el bote y espera identificar a los responsables del robo.

/psg