La riqueza de las casi 4,8 millones de familias chilenas que estudió la consultora The Boston Consulting Group (BCG) creció 7,69% en 2016 respecto al año anterior y totalizó US$ 393.080 millones.

Se trata de un ritmo de crecimiento plano si se tiene en cuenta que en 2015 el avance fue de 7,6%.

El Reporte Global de Riqueza 2016 de The Boston Consulting Group considera en la riqueza el patrimonio de los activos financieros líquidos invertibles que tienen las personas, como sus cuentas bancarias, Ahorro Previsional Voluntario (APV) o incluso los montos que tienen en las administradoras de fondos de pensiones (AFP). No se toma en cuenta bienes tangibles como propiedades, terrenos o autos.

Persiste la alta concentración

Un 34,71% de la riqueza de los hogares chilenos (16.205) pertenece a los que tienen un patrimonio de más de US$ 1 millón -8,02% más de familias que en 2015-, mientras que el 43,59% es manejado por las familias que tienen menos de US$ 100 mil. En 2016 el segmento que más incrementó su patrimonio en relación a 2015 fue el de las familias con riqueza entre US$ 100 mil y US$ 250 mil, que avanzó casi 28%. En tanto, el segmento que menos incrementó su riqueza fue el que está por debajo del nivel de los US$ 100 mil, que avanzó 2,28%. El patrimonio promedio de los hogares chilenos es de US$ 80 mil.

Jorge Becerra, socio senior y director general de BCG a nivel local, explica que mientras en Latinoamérica el 60% del crecimiento de la riqueza durante el año pasado provino de nuevos flujos y en Europa y Japón la parte más importante del crecimiento vino desde la rentabilidad de las inversiones, en Chile la contribución del avance del dinero de las familias provino en dos tercios del mayor rendimiento de los mercados de capitales y un tercio de la nueva riqueza generada.

El ejecutivo destaca que “la concentración de la riqueza en Chile se mantiene alta comparado con otros países de Latinoamérica”. Ejemplifica que en la región sólo México y Brasil tienen niveles de concentración de riqueza en el rango de familias que poseen más de US$ 100 millones comparables a los de Chile, pero recalca que Argentina, Colombia y el resto de los países tienen un nivel de concentración mucho menor. Pero a la vez, Becerra detalla que “las familias con menos de US$ 250 mil o menos de US$ 100 mil en Chile tienen una participación de la riqueza total del país mayor que la que tienen esos mismos segmentos en otros países, es decir, hay una cierta democratización del ahorro popular, fruto del rol de las AFP”. El ejecutivo concluye que en Chile la riqueza está concentrada “en la parte alta y en la parte baja”.

Dineros offshore y proyecciones

Un 7,29% de la riqueza chilena (US$ 28.636 millones) está offshore , es decir, en cuentas o instrumentos fuera del país, versus el 7,6% que presentaba nuestro país en 2015.

En el mundo la riqueza offshore está en un nivel de 6%, pero en Latinoamérica el promedio es de un 27%, donde Venezuela y Argentina tienen alrededor del 60% o 70% de su dinero fuera del país, mientras que México tiene casi un 40% de su riqueza en el extranjero.

De acuerdo a Becerra, el bajo nivel de Chile en este aspecto comparado con los otros países del continente, tiene que ver con que sus instituciones tienen mayor credibilidad.

Consultado por las proyecciones del crecimiento de la riqueza en Chile para este 2017, el socio de The Boston Consulting Group responde que estiman un crecimiento “entre 6% y 8% por año hasta 2021”.

/gap