Real Sociedad está en pie de guerra con Claudio Bravo. El club insiste en que el guardameta renunció al dinero que le correspondía por la transferencia al Barcelona, una postura que expuso en la audiencia. El capitán de la Selección reclama US$ 1,3 millones por la operación.

El club estuvo representado en el tribunal por el gerente Iñaki Otegui y el abogado Javier Hernáez. El Diario Vasco entrega antecedentes de la cita. “Durante el juicio, la Real calificó de «improcedente» la reclamación de la prima de traspaso de Claudio Bravo, que fichó por el Barça al finalizar la campaña 2013-14 por 13 millones de euros, ya que entiende que no debe de pagar cantidad alguna al cancerbero chileno.

El club blanquiazul defiende que el portero renunció a la prima por dicho traspaso y no está de acuerdo con la solicitud del guardameta de reclamar esa suma después de su salida de la Real”, consigna la públicación.

Claudio Bravo ya retornó a Rusia para sumarse a sus compañeros de cara al inicio de la Copa Confederaciones. La citada cláusula fue firmada el 1 de julio de 2014.

Por Ignacio Soto Bascuñán