Para el próximo domingo 2 de julio están programadas las Elecciones Primarias Presidenciales y Legislativas tanto en Chile como en el extranjero, ocasión en que militantes e independientes del Frente Amplio y Chile Vamos definirán sus candidatos presidenciales y algunos escaños al Parlamento. En este escenario, son los comandos los encargados de convocar adherentes y simpatizantes a esta importante instancia que mejora y profundiza la democracia, por lo que cabe preguntarse si están realizando un trabajo adecuado para que el proceso sea un éxito en términos de asistencia.

Para el presidente de Fundación Participa, Daniel Ibáñez, es “fundamental participar, ya que permite sacar de las paredes de los partidos la definición de candidatos, devolviéndole a los ciudadanos la capacidad de decidir quiénes competirán por el sillón presidencial o al Senado”. En este sentido, criticó a los partidos, debido a que “no se ve a los comandos en la tarea de convocar a participar, pues están más ocupados en dar a conocer a los candidatos, que de motivar y convocar a votar. Además, vemos que hay una ausencia importante de programas, los ciudadanos desconocemos las ideas que promueve cada candidato y eso lejos de motivar a participar produce abstención”.

 

Según Ibáñez, a los comandos les faltaría más trabajo en terreno para tener una mayor cercanía con la gente. “Efectivamente falta mayor despliegue territorial de todos los candidatos, ya que no se ve ambiente de campaña y existe aún mucha desinformación, por lo que los partidos tienen un rol fundamental que no están asumiendo”, agregó.

 

Por su parte, Jorge Durán, Consejero Regional RN y director de Fundación Avanza Ciudadano, indicó que “en este escenario de primarias podemos ver como los distintos comandos de los candidatos que participarán en este proceso están enfocando sus campañas y propuesta hacia su electorado duro, el que esperan asista a votar, tanto en Chile Vamos como en el Frente Amplio, pero la pregunta es qué pasa con la gran cantidad de jóvenes que no se sienten representados. Se sienten y están abandonados”.

 

En una crítica más profunda, el abogado experto en políticas públicas, Claudio Sepúlveda, resaltó que “los partidos se han vuelto efímeros, falta a tención a su público, acciones formativas en el tema cultural, en educación cívica y promover liderazgos, también de generar un público comprometido con el día de día de su realidad. No deben observar desde el olimpo la vida de ellos y cómo la gente se acomoda a sus posturas, últimamente las cuales se han separado del clamor popular”.

 

Finalmente, y respecto a la responsabilidad que recae en los partidos y comandos en esta importante instancia, Ibáñez destacó que “tienen un desafío gigantesco, pues la falta de participación y la desafección con la política no se resuelve con una campaña, por lo que motivar y movilizar a los ciudadanos constituye una tarea compleja para candidatos y partidos, que junto con desplegarse en el territorio. Deberán escuchar más y levantar propuestas que le hagan sentido a la ciudadanía en relación a sus demandas, sueños y aspiraciones”.

/gap