“Yo creo que la Presidenta desconoce lo que es el Frente Amplio”. Con esa frase Beatriz Sánchez respondió a los cuestionamientos que hizo ayer la Presidenta Michelle Bachelet en el programa El Informante, cuando señaló que quienes participan en ese bloque “son hijos de militantes de partidos tradicionales” y que “no vemos una gran irrupción de gente, por ejemplo, de clase media o gente de clase obrera”.

La precandidata además manifestó que “me da risa cuando dicen este grupo de jóvenes, gracias, pero yo no soy tan joven. Pero creo que hay desconocimiento por parte de la Mandataria, quiero plantearlo de esa manera”.

“Entiendo que como irrumpimos y como nos instalamos, hay una mirada que trata de interpretar quiénes somos, cómo nos ubicamos y si queremos reemplazar a alguien”, dijo consultada en Radio Biobío.

En la misma línea, Sánchez agregó que si bien la coalición nació de los movimientos estudiantiles, “el Frente Amplio se instala acá y surge a propósito de lo que pasa en la Nueva Mayoría y las opciones que entrega, y también por Chile Vamos”.

“El Frente Amplio es más que una caricatura que se quiere instalar”, añadió, al tiempo que dijo que la irrupción del bloque “creo que incomoda e incomoda a la Presidenta”. 

La precandidata igualmente comentó que el programa del segundo periodo de Michelle Bachelet “me hizo ilusión, pero eso no se concretó por la misma Nueva Mayoría. Yo creo que no hubo convicción para hacer esos cambios estructurales que en el Frente Amplio sí queremos hacer”. En ese sentido, además aseguró que votó por el primer gobierno de la Mandataria, pero no en el segundo, aunque nunca se declaró “bacheletista”. 

SUPERIORIDAD MORAL 

Por otra parte, consultada por la supuesta “superioridad moral” que le acusan otros candidatos, Beatriz Sánchez, aseguró que “nunca nos hemos creído con superioridad moral, pero creemos que hay que hacer las cosas con decencia”. 

“No es que se nos ocurra que la política se está haciendo mal”, indicó.

Además, sostuvo que “no desconocemos la historia, pero estamos focalizados en cambiar el rumbo del país, a una mejor sociedad, a una sociedad más feliz. No vamos a dejar de decir que buscamos decencia en la política solo porque se  nos trata de acorralar”.

/gap