Sanos y salvos fueron rescatados tres hombres y una mujer de entre 21 y 29 años, y quienes desde ayer se encontraban extraviados en el Parque Nacional La Campana.

El grupo, conformado por dos personas de nacionalidad chilena y dos oriundos de Perú, accedió al sendero de la cumbre de La Campana, pese a que existe prohibición para hacerlo.

Fue en el descenso, en el que el grupo se perdió, dando aviso a eso de las 18:00 que no sabían cómo bajar, y que no lo harían por la falta de luz natural.

Fue ahí cuando personal de la Conaf inició un plan de emergencia al que se sumó más tarde bomberos y carabineros, quienes a través de su grupo Gope accedieron hasta la cumbre del cerro.Claudio Ilabaca, director regional (s) de la Conaf señaló que los efectivos policiales pasaron la noche en ese lugar, y esta mañana se acercaron al lugar donde estaban los jóvenes e iniciaron el descenso.

En la madrugada, la familia llegó hasta el punto de acceso al parque, y fue hasta las 03:00 que se mantuvieron en contacto con personal de la Conaf.El grupo estaba 1.600 metros de altura, lugar donde los tres hombres y una mujer pasaron la noche.

Los rescatados fueron identificados como Guillermo Henríquez (29) y Franco Cañoles (21), ambos de nacionalidad chilena; y los peruanos Gisela Tolentino (29) y Javier Bances (29).Franco contó que pudieron pasar la noche sin frío con fuego. “Estamos un poco cansados. Hacía mucho frío, si no fuera por el fuego nos habría dado hipotermia”, contó el joven que detalló que “trataron de mantener la calma” durante la noche.Sobre el cómo se abrigaron, Cañones -además de decir que “aprendieron la lección”- confesó que sacaron ramas de árboles cercanos que había alrededor, y usaron un encendedor que tenía uno de sus amigos. “Si no es por el encendedor, no la cauento”, concluyó.

Sobre el cómo llegaron hasta la cumbre de La Campana, el administrador del Parque Nacional dijo que “los visitantes que ingresaron el día de ayer al sector de Granizo, haciendo no caso de la instrucción de no subir a la cumbre, lo hicieron igual. Tomaron un sendero que no les corresponde, quedaron encerrados en un lugar de difícil acceso y atrapados”.

Christian Cárdenas, gobernador de Marga Marga, calificó este acceso a la cumbre como “una irresponsabilidad”. “El acceso está cerrado hasta el 31 de agosto”, recordó, y llamó a la comunidad a ser responsables al momento de acceder al Parque Nacional.

/gap