Una nueva arista se sumó en la discusión de “ley de inclusión” que impulsó el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, y que aprobó el Congreso en enero de 2015. Pero el reglamento de dicha ley que elaboró el Ministerio de Educación, y que está en revisión en la Contraloría, establece qué escuelas podrán ser calificadas como de “alta exigencia académica”, y definió que tengan una trayectoria y prestigio por más de 30 años.

En #ElLíberoPreguntaHoy consultamos sobre el tema: ¿Usted está de acuerdo con que liceos con menos de 30 años de antigüedad no puedan ser catalogados como de excelencia?. De las 236 personas que participaron, 90% no está de acuerdo y sólo el 10% sí.

/El Libero

/gap