Claudio Bravo finalmente no llegará al estreno ante Camerún por la Copa Confederaciones. Este jueves el capitán de la Roja otra vez se había quedado al margen de los entrenamientos. El golero del Manchester City no participó de la práctica junto a sus compañeros y se dividió entre trabajos en el gimnasio del hotel y exámenes, a los que fue acompañado del doctor Fernando Yáñez.

Los exámenes arrojaron que la lesión no ha mejorado, por lo que no podrá estar ante los Leones Indomables. Incluso, se teme que pueda perderse más duelos de la Copa, aunque desde el cuerpo médico prefieren ser cautos aún.

Johnny Herrera será el portero de Chile ante Camerún. Él, de hecho, ha trabajado como tal durante las prácticas realizadas en suelo europeo. El resto del plantel entrenó con normalidad, por el momento, todos los jugadores están en condiciones de ser utilizados por Juan Antonio Pizzi para el primer partido del torneo ruso.

El parte médico oficial, publicado por el sitio web de la ANFP, expresa que “el jugador Claudio Bravo se realizó un control con exámenes de resonancia magnética y ecografía, los cuales demostraron que su lesión en el gemelo izquierdo ha tenido una evolución favorable y la integración a la práctica deportiva normal dependerá de la evolución que presente el deportista”.

Por Ignacio Soto Bascuñán