El extremo holandés Arjen Robben, que ya tiene 33 años, confesó que cada vez se plantea con más frecuencia lo que hará cuando se retire: “Cada vez más y más, estoy empezando a pensar en lo que viene después de mi carrera”.

El holandés dejó caer que dicha retirada se podría producir al finalizar la próxima temporada, en verano de 2018: “Estoy muy relajado y no estoy muy preocupado acerca de lo que pasará en 2018. Sólo me centro en el aquí y el ahora”.

Sin embargo, tiene claro lo que hará cuando finalice su contrato: “Lo único que tengo seguro es que volveré a Holanda cuando acabe mi carrera, al Groningen. Toda vía tengo fuertes lazos con el club de mi infancia. Creo que soy capaz de hacer algo allí, pero primero quiero estar seis meses fuera de los terrenos de juego y no hacer nada en absoluto”.

Por Ignacio Soto Bascuñán