El ejército ruso anunció este viernes haber bombardeado el pasado 28 de mayo un lugar en Raqqa, el bastión del ISIS en Siria, donde se celebraba una reunión de líderes del grupo terrorista, y que está verificando si su jefe, Abu Bakr Al Bagdadi, murió en el ataque.

El bombardeo tenía como objetivo esa reunión de responsables del movimiento terrorista “en la que participaba Al Bagdadi”, indicara un comunicado oficial.

Además, aseguran estar verificando por varios canales si Al Bagdadi fue eliminado, un escenario que creen posible.

Sin embargo, a la hora de la confirmación ninguna fuente parece respaldar esa posibilidad.

Las Fuerzas de Élite Sirias, una milicia árabe entrenada por Estados Unidos, aseguró hoy que “no existen indicios” sobre la supuesta muerte del líder.

“No tengo información, pero es que tampoco hay indicios que apunten a eso”, declaró el portavoz de las Fuerzas de Élite Sirias, Mohamed Jaled Shaker.

La coalición internacional liderada por EE.UU. tampoco pudo confirmar el anuncio ruso.

“No podemos confirmar estas informaciones en este momento”, dijo el coronel Joe Scrocca, director de Asuntos Públicos de la coalición.

Rusia cree haber matado al jefe del ISIS, Abu Bakr al Bagdadi

Foto de archivo del retrato del líder de la organización terrorista ISIS Abu Bakr al Baghdadi, facilitada por el Departamento de Estado./ EFE

Esta alianza internacional presta apoyo a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una agrupación encabezada por milicias kurdas, que desde noviembre pasado desarrolla una ofensiva para expulsar al ISIS de la provincia de Al Raqqa, feudo principal de los radicales en el país árabe, y prácticamente su único bastión luego de perder casi por completo Mosul, en Irak.

EE.UU. ha enviado también a Siria efectivos de sus fuerzas especiales para respaldar las operaciones terrestres de las FSD.

Según un comunicado, el mando del contingente militar ruso en Siria “recibió, a finales de mayo, informaciones sobre la celebración de una reunión de dirigentes del ISIS en la periferia sur de Raqqa”.

“La verificación de esas informaciones ha permitido establecer que el objetivo del encuentro era la organización de convoyes de salida para los combatientes de Raqqa a través del ‘corredor sur'”, indicó el ejército ruso.

Rusia cree haber matado al jefe del ISIS, Abu Bakr al Bagdadi

Un cazabombardero ruso Su-34 en acción. (Russian Defence Ministry Press Service photo via AP)

Los combatientes del ISIS afrontan en la ciudad de Raqqa una ofensiva de una alianza kurdo-árabe apoyada por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos.

Tras un vuelo de reconocimiento de un dron, cazabombarderos Sukhoi Su-34 y Su-35 atacaron las posiciones terroristas el 28 de mayo, entre las 21:35 y las 21:45 GMT (en la tarde argentina).

Moscú destacó que los militares estadounidenses, que dirigen la coalición, fueron informados por Rusia antes del ataque.

Rusia es aliada del Gobierno de Damasco, cuyas fuerzas han avanzado en la última semana por el suroeste de la región de Al Raqqa.

Las autoridades sirias no han confirmado la supuesta muerte e Al Bagdadi en un bombardeo.

Los medios de comunicación oficiales se han limitado a hacerse eco del comunicado del Ministerio ruso.

/gap