En el negocio pisquero, en particular en la opción de potenciar este destilado a nivel internacional, puso sus ojos el grupo Luksic.

Ayer, a través de Compañía Pisquera de Chile (CPCh), la empresa CCU -que el grupo Quiñenco controla en sociedad con el grupo holandés Heineken-, compró el 40% del grupo estadounidense American Distilling Investments (ADI). Esta empresa cuenta entre sus activos a BarSol, firma que elabora pisco en Perú y que cuenta, además, con una red de distribución internacional.

De este modo, el grupo marca su retorno al rubro del consumo en ese país y fortalece su presencia en el negocio pisquero, con la intención de internacionalizarlo y aumentar su presencia en los mercados internacionales, apuntó el gerente general de la empresa, Patricio Jottar.

De acuerdo con lo informado ayer por CCU, “esta asociación confirma el firme compromiso de CCU en seguir desarrollando el pisco en todo el mundo y convertir a este destilado en una categoría relevante a nivel mundial, tal como lo son el ron, el tequila, el vodka y el whisky, entre otras”.

BarSol, según indica en su sitio web, es una marca de pisco artesanal producido en Perú, destilado y embotellado por Bodega San Isidro, una de las destilerías más antiguas del Valle del Ica, en Perú. En 2005 San Isidro se convirtió en la principal exportadora de pisco peruano. BarSol se especializa en la elaboración de pisco puro y pisco mosto verde, producidos con uvas Quebranta, Italia y Torontel, y distribuye en América Latina, EE.UU., Europa y Asia.

Presencia en Perú

Actualmente, Quiñenco mantiene importantes inversiones en Perú, centradas en el área de puertos. A través de la sociedad Inversiones Misti, filial de Saam, controlan el 35% del Puerto Internacional del Sur, en sociedad con la familia Romero.

Por otra parte, Antofagasta plc ha mostrado interés por explotar minerales en Perú. De hecho, Quiñenco participa en Sociedad Minera Piura, que se dedica a la exploración. Este año también vendieron su negocio de remolcadores que tenían en Perú y Bolivia, Tramarsa, al grupo Romero, en una operación de US$ 124 millones.

Asimismo, Techpack, ligada a Quiñenco, vendió su área de envases en Perú y Colombia, donde estaban asociados con Nexus, a la australiana Amcor en US$ 435 millones.

Pero no todos los negocios del grupo han salido bien. En la década del 90, el alcalde de Lima rechazó una solicitud de Luchetti, que entonces pertenecía al grupo, para levantar una planta de harina en la zona de Pantanos de Villa, en el distrito de Chorrillos. Si bien la inversión fue destrabada, se denunció que el negocio se realizó gracias a gestiones del ex hombre de confianza del ex presidente Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos. Si bien el caso que involucraba a Luksic fue declarado prescrito por la Corte Superior de Perú el 6 de febrero de 2006, el grupo terminó deshaciéndose de su participación en Lucchetti.

Negocio pisquero

En Chile, el grupo Luksic posee, a través de CCU, activos en el negocio pisquero a través de CPCh, empresa que a su vez suma cinco plantas productivas en la Región de Coquimbo: Ovalle, Pisco Elqui, Salamanca, Monte Patria y Sotaquí.

A través de estas instalaciones, CPCh produce las marcas Mistral, Mistral Ice, Mojito Ice, Ruta Cocktail, Campanario y sus variedades. Además, cuenta con las marcas Control C, Tres Erres, Moai Tres Erres, La Serena, y Horcón Quemado, este último producido en la Región de Atacama.